¿Leer un libro es mejor que ver una película? Críticas y reflexiones

Leyendo la edición del mes pasado de la Revista Común que pueden encontrar en varios centros culturales de la ciudad de Monterrey, me detuve especialmente en un artículo de la sección caída libre titulado: Lee un libro y mata un chilango.

cargando-libros-pequenaOmitamos la segunda frase de la oración pasada y centrémonos en la conjunción de verbo y sustantivo: Lee un libro. Por aquí todo bien, ya que yo soy partidario de la lectura para distracción, regocijo y adquisición de conocimientos. Lo cuestionable aquí es cuando empieza a comparar la hermosa actividad de leer un libro con escuchar una canción o ver una película.

Citando textualmente a Iván Rosales, autor del artículo en cuestión:

“…podríamos escuchar música, mirar una película, ver televisión o cualquier otra actividad que deleite alguno de nuestros sentidos y sin embargo, las mismas quedarían cortas a la intensidad que puede causar la lectura”.

Me pregunto acaso si el autor ha visto hasta ahora Casablanca, Eterno Resplandor de una mente sin recuerdos, Seven o Belleza Americana, por citar sólo algunos ejemplos llevados directamente hacía la pantalla grande y que no haya sentido esa intesidad que tanto remarca exclusivamente para la lectura.

El señor Rosales continúa diciendo: “Y es que ¿cuando escuchar una canción que nos guste ha puesto delante de nuestros ojos la imagen que en ella se canta? O bien ¿de que manera ver una imagen afecta nuestro sentido del tacto…me atrevo a afirmar que sólo la lectura  le brinda  a la persona el deleite necesario a todos sus sentidos…”

Es claro que el autor del artículo afirma esta declaración sin dar pruebas empíricas o lógicas de porque él piensa o debamos pensar así respecto a la lectura y otras artes. Nos da un ejemplo que pensando en un limón e imaginando como lo cortamos podemos sentir dentro de nuestro ser la misma sensación como si de verdad lo estuviéramos haciendo. Y no lo niego, el  poder de la lectura es tal que nos lleva a lugares ya no desconocidos para nosotros o el ser humano, sino increíbles o inverosímiles para su existencial real.

Deseo aclarar que el propósito de este artículo no es menospreciar el gusto del señor Rosales pero si aportar nuevas ideas y diferencias respecto a su hipótesis o sentir.

En primer ligar dejo a la música a un lado porque va más allá de cualquier interpretación. La música puede llegar de la misma forma y con la misma intensidad a cualquier rincón y cultura de nuestro planeta no así el cine o los libros. La música, pienso yo, no es de este mundo.

Pero quedándonos entre el cine y la lectura, no pienso, para defender al séptimo arte, que este es mejor que los libros. Afirmo más bien que son…diferentes.

Mientras la lectura es un arte que merece una interpretación de adentro hacía afuera (como Rosales afirma que nuestra imaginación vuela al leer unas palabras en orden y con una idea en específico), el cine es un arte de afuera hacía adentro. Me explico. Al ver una imagen nosotros la interpretamos hacía nuestro interior de diferentes formas y si la imagen viene acompañada de una secuencia en específico (la magia del montaje)  nos hace conmovernos, sentir rabia, dolor, compasión, ternura, cariño, desprecio, odio y así un sin fin de sentimientos que en la leída su interpretación es diferente.

cine_sala

Mientras que la lectura es un ejercicio para activar la imaginación, el cine es unaactividad para interpretar la realidad. El libro crea mundos, la película los muestra.

Nosotros al leer descripción de un paisaje, lo visualizamos de tal manera de lo que hemos conocido hasta ahora, y cada persona puede imaginarlo de diferentes formas. Con las película no. El cine no miente. Uno ve una toma de un filme y allí es lo que es, no hay más, y a partir del montaje y la secuencia de imágenes, el director puede tener la intención de mostrarnos un discurso o una idea muy personal.

Creo yo que mientras la lectura nos muestra mundos imaginarios, el cine nos enseña la vida tal como es.

Siempre he pensado que para conocer el mundo hay varias formas de hacerlo, una es viajando sobre él; otra es conociendo gente de diferentes lugares del planeta, y la tercera es ver películas hechas en todos los países que tengan la oportunidad de crear filmes de cualquier tipo.

La lectura requiere un nivel de concentración para poder seguir su ritmo, nos invita a dar de nuestro esfuerzo para regocijarnos de sus tesoros. Pero esto si puedo afirmar que ver una película para su análisis, discusión o simple disfrute total y completo, requiere muchísima más atención y concentración que la lectura de un libro.

Como afirman, una imagen tiene más de 1000 palabras y a veces, cuando el cine puede llegar a su máxima expresión, un plano puede esconder más significado que un libro de mil páginas. Es tanta la belleza de un fotograma que nubla nuestra visión, sólo para volver a mirar y quedar ciegos de por vida por ese sol que es la imagen hecha movimiento. Y esto repetido cientos de veces por minuto puede incluso llegar a un éxtasis total, incomparable a cualquier otro arte.

Entre otras opciones para defender mi idea del cine es igual o mejor de disfrutable que la lectura esta la clásica comparación entre libro y película. ¿acaso el Padrino el libro es mejor que El Padrino la película? ¿o El Pianista de Roman Polanskii es peor que el libro de Władysław Szpilman, ¿2001: Odisea en el espacio de Kubrick es menos magnífica que El Centinela de Arthur C. Clark? ¿O El Club de la Pelea de Fincher de peor factura que el libro de Chuck Palahniuk?

¿Y que de las ideas llevadas originalmente a la pantalla de plata como Dancer in the Dark o Dogville de Lars von Trier pudieran ser llevadas con éxito al papel? Y eso sólo por mencionar algunas.

Al final no quiero aseverar, como el señor Rosales, que tal arte es mejor que el otro, eso se me hace muy limitado y un poco arrogante. Pienso yo que hay que disfrutar todas las posibles. Aunque si me hicieran escoger para llevarme a una isla desierta, no dudaría ni un segundo en optar por Apocalypse Now de Francis Ford Coppola que El Corazón de la Tinieblas de Joseph Conrad.

saramago y coppola

Gratis la película Humberto D para quien comente primero quienes son estos dos personajes. P.S. Tiene que ser de Monterrey

Anuncios

6 comentarios en “¿Leer un libro es mejor que ver una película? Críticas y reflexiones

  1. Interesante la nota, el cine es un arte extraordinario y el trabajo de un director hace la diferencia ya que su misión es a través de imágenes, sonidos y diálogos crear sensaciones. Me encanta el buen cine y los documentales

    Ahora, la lectura requiere más trabajo mental tanto para el escritor como para el lector. A través de las letras se crea un universo que exige al lector a desarrollar más su imaginación. Y durante períodos más extensos. Esto, a diferencia del cine estimula la creatividad. Mientras que el séptimo arte, aunque vivimos sensaciones intensas, somos solo espectadores.

    Si se va a conversar sobre qué es mejor, depende para que. Considero que hoy en día, cada vez se lee menos y el lenguaje se está empobreciendo, y junto con eso la creatividad de muchas personas.

    Antes un niño con un palo inventaba un juego,

    • Muy interesante reflexión.

      Creo que es cine es el medio más real para representar la vida. Pero concuerdo que leer la imaginación es la Reina y ella hace maravillas a nuestros sentidos.

      Cada uno se disfruta mucho, pero pienso que cuando una película sale bien, se crea algo más allá de la vida que no sucede con los libros. Es algo muy poco común pero que cuando sucede, es mágico.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s