Algo que aprendí de MANHATTAN de Woody Allen: Aprecia lo que tienes y a los que te quieren

tracyManhattanManhattan de Woody Allen es una de mis películas favoritas de toda mi vida. Tiene como conflicto central el hecho de que el personaje principal, Isaac Davis (interpretado por el mismo Allen) busca poder conseguir esa estabilidad emocional a través del amor de una mujer de nombre Mary Wilken que considera muy inteligente, talentosa, atractica y que se llevan de maravilla por lo que deja a su novia de ese momento, una chica muy sencilla de 17 años llamada Tracy, personificada por Mariel Hemingway, y la deja con el corazón roto. Pero Mary estuvo enamorado del mejor amigo de Isaac, que estaba casado. Mary quiere intentarlo con Isaac pero al final se da cuenta que sigue enamorada o que no estaba segura que deba estar con Isaac y corta con él. Isaac queda destrozado y solo.

Luego de ello sigue un monólogo que me conmueve mucho:

Isaac Davis: Why is life worth living? It’s a very good question. Um… Well, There are certain things I guess that make it worthwhile. uh… Like what… okay… um… For me, uh… ooh… I would say… what, Groucho Marx, to name one thing… uh… um… and Wilie Mays… and um… the 2nd movement of the Jupiter Symphony… and um… Louis Armstrong, recording of Potato Head Blues… um… Swedish movies, naturally… Sentimental Education by Flaubert… uh… Marlon Brando, Frank Sinatra… um… those incredible Apples and Pears by Cezanne… uh… the crabs at Sam Wo’s… uh… Tracy’s face…

Isaac en su soledad recuerda a Tracy, lo que tenía con ella y despúes de eso va en su búsqueda. La película acaba con la duda si Tracy lo acepta de nuevo o no.

Y esto me hace pensar en una cosa sobre la actitud de Isaac y sobre nosotros como humanos muy imperfectos con emociones que somos.

Debemos hacer el esfuerzo por apreciar lo que tenemos. Debemos estimar y querer a las personas que quieren estar cerca de nosotros y nos aprecian.

Fue una actitud muy egoista de Isaac querer regresar con Tracy después de saber que no funcionó con Mary, pero pienso que muchos hemos estado allí y debemos estar agradecidos porque amigos, compañeros, personas que rechazamos aún nos quieren a pesar de nuestros errores. Y si no han estado en esa situación, mejor aprenderlo y saber que aquellos que están con nosotros y nos quieren como somos son seres realmente especiales que valen la pena mantenerlos cerca. No nos preocupemos por aquellos que no lo quieren.

P.S. Si no han visto MANHATTAN, háganlo ya. Si ya lo hicieron, verla de nuevo no les hará ningún daño.

Foto de Woody Allen pages.

 

Entrevista Carlos García Campillo, director de IMPLACABLE

Image

Carlos con Guido Guetta, protagonista de IMPLACABLE. Foto de Milenio.

Siempre me dio curiosidad Carlos García Campillo.

“Conociéndolo” en twitter ( @cgcampillo ) por medio de otros contactos que ya no recuerdo, siempre se me hizo interesante su manera de abordar el cine y el arte en general. Su forma moderada pero aún crítica de decir las cosas, su amor por el cine y los comics expresado en sus tuits, se me hacía alguien que valiera la pena saber quien es. 

Y más aún sabiendo que era un director de cine verdadero dando pasos para establecerse en la industria y que estaba pronto a estrenar su película IMPLACABLE. Coincidiendo con el estreno de la cinta de forma masiva en el canal 22 este 24 de abril a las 10 de la noche, le hice una entrevista de su carrera hasta ahora, de su proyecto IMPLACABLE FILM, de su forma de ver este arte y negocio y cosas que a mi me interesan para entender más ese mundo que es la producción cinematográfica.

Espero no sólo les haya gustado conocerlo por sus respuestas y vivencias, sino también sea de inspiración como fue conmigo. ¡A disfrutar de sus películas!

¿Por qué el cine?

La verdad es que no lo sé. Siempre fui cinero, mi familia es muy cinera, y poco a poco me fui haciendo cinéfilo. Yo creo que ese lenguaje se me fue incrustando en el ADN. Y siempre tuve inquietud por contar historias, fue natural el hacerlo con ese lenguaje y, por ende, en esa ventana.

Estudiaste Ciencias de la Comunicación ¿cómo tomó tu familia el querer dedicarte por los cómics y el cine?

Bien, mi familia siempre me ha apoyado al 100%. No sólo en la decisión de qué carrera estudiar, sino desde chico, cuando comencé con fanzines y cómics (tenía 12 o 13 años, quizá menos) y me metí a temas de imprentas, pre-prensa, etc. siempre me apoyaron. Mi padre viajaba mucho al DF y me llevaba para que yo pudiera entrevistar a gente que me interesaba, por ejemplo. O me ayudaban a conseguir películas -en aquel entonces- casi inconseguibles a través de contactos o amigos en embajadas u otros países. Sin duda sin mis padres no hubiera hecho la carrera que he hecho hasta ahora.

Hiciste un CHORRITO DE SANGRE. Cuéntame de tu experiencia.

Fue terapia de shock. En 1998 pensaba que sabía más o menos cómo hacer las cosas, pero nada me había preparado para manejar un set “real” (muy justificadas las comillas). Fue mi primera experiencia filmando en celuloide (16mm), mi primera experiencia con actores profesionales, y a eso hay que sumarle que todo lo que podía salir mal, salió mal. Pero creo que por eso aprendí muchísimo más que si todo hubiera salido bien.

Era un trabajo estudiantil, pero mi ambición iba mucho más allá. Eso hizo además que chocara con mi maestro, que quizá sentía que se le salía de las manos el asunto. Aunque traté de involucrarlo sólo me topé con negativas, y durante la preproducción y el rodaje sufrí un par de zancadillas. Creo que fue un buen “crash course” de cómo funciona este business.

De la experiencia rescato varias cosas: la entrega de profesionales a quienes admiro y que me brindaron todo su apoyo, como Roberto Sosa y Guillermo del Toro. La lección de que no importa el tamaño del proyecto para tratar de experimentar con géneros y temáticas (es un corto de vampiros y sicarios con un presupuesto prácticamente inexistente). Otra lección que es siempre seguir a tu instinto y aprender a vivir con las consecuencias, bueno y malas.

Hay una gran diferencia en el tema entre ese corto y EL QUEJIDO. ¿Por qué hiciste ese corto?

Nunca me he atado a un tema o género. No existe un género que no me gustaría explorar.

El resultado de cada película viene también de etapas y colaboraciones. Un Chorrito de Sangre es un guión de Mudo Vzz  Martínez, con personajes suyos, que son producto de una influencia muy clara que teníamos en los 90’s: Quentin Tarantino, Robert Rodríguez, mexplotation, etc. Esos son temas que Mudo sigue explorando en sus guiones y cómics, y que yo también tengo en algunos de mis proyectos, pero definitivamente no todos.

En El Quejido había otros temas y otra forma de abordar la historia que quería explorar. Es una historia menos estrambótica, más de personajes, quizá más contenida a pesar de ser de género fantástico. En Un Chorrito de Sangre había mucho mundo alrededor, “world building” por decirlo en términos de escritura, y El Quejido siempre lo concebí como un cortometraje que existe por sí mismo, sin otras historias o un mundo detrás de él.

Osito dormilón” de Inspector es tuyo o trabajaste en su producción ¿También te gusta dirigir vídeos musicales? ¿Crees que es un buen medio para expresarte o es más para ganar dinero?

Lo dirigí yo, aunque como en todos los videos de Inspector el que marca la pauta es Chuy Arriaga, que tiene muy claro lo que quiere transmitir para el grupo. Yo a ellos los conozco desde hace 15 años o más, siempre había querido colaborar con ellos. Ahora llevo dos (Osito Dormilón y Me Estoy Enamorando) y espero que no sean los últimos.

Los videoclips hace unos 10 años sí eran buena fuente de dinero, pero ahora no lo son tanto. En mi caso lo hice por hacer algo diferente, colaborar con ellos y divertirnos.

¿Cómo nació Producciones el Chango? ¿Por qué hacer tu propia productora? ¿Cómo la manejas?

La verdad no se cómo nació el nombre de PEC. Fue hace casi 20 años, cuando Mudo Vzz Martínez y yo publicábamos el cómic de Lugo. Lo creamos como un sello para el cómic. Aunque publicábamos todos bajo el sello de Cygnus identificábamos los “estudios”, y PEC era el nuestro. Luego cuando hicimos Un Chorrito de Sangre nos pareció natural seguir con el mismo nombre.

La productora no la constituimos legalmente sino hasta 2003, cuando regresamos mi esposa, Lesslye Yin Ramos (que es mi socia productora) y yo a Monterrey después de unos años en España. Además de nuestras propias producciones hacemos servicios de producción para clientes (presupuestos, planes de trabajo, casting, locaciones) y de vez en cuando filmamos comerciales, spots o institucionales, aunque no es lo que más hacemos.

¿Es importante para ti la música en una película? ¿Primero piensas la imagen o alguna canción o melodía ha despertado en ti secuencias o historias para contar?

La música y el sonido son el 50% de una película, pero también los silencios. Es importante saber cuándo usar una cosa o la otra. Yo definitivamente pienso primero en la imagen, aunque alguna canción o pieza musical pueden inspirar una escena o secuencia. Para todas mis historias armo soundtracks o playlists que uso mientras trabajo en ellos.

El caso más claro de música influyendo en alguna de mis historias es Implacable, que nació como concepto mientras escuchaba rock en español de los 90’s como Cuca, La Lupita, etc.

En la versión que filmé al final no se incluyó esa música en el soundtrack, pero la música es fundamental para la película. Esa banda sonora -que me encanta- se la debo entera a nuestro supervisor musical Joel Amaya.

¿Cómo manejas a tus actores?

Hablando con ellos. Cada actor es diferente y cada proyecto es diferente. La clave está en la comunicación, en saber cuándo hablar con ellos pero también cuando dejarlos solos con su proceso. Estas decisiones empiezan en el casting. Hacer buenas decisiones en el casting es una gran parte de dirigir actores.

Haz trabajado con Roberto Sosa y Mario Zaragoza? ¿Cómo los contactaste? ¿Qué tal la experiencia?

En ambos casos grandes experiencias. Roberto Sosa fue el primer actor profesional que dirigí y fue extremadamente generoso. Ese cortometraje estuvo tan plagado de problemas que hubiera podido tomar otra actitud, pero entendía que era un equipo de estudiantes y también lo importante que era el proyecto para mí y fue un gran apoyo. Se lo agradeceré siempre.

Con Mario la experiencia fue diferente porque era un corto más grande, con más infraestructura y yo tenía más experiencia. Fue un gran colaborador. Su proceso de creación de personaje fue fascinante. Trabajé con él después de eso y volvería a trabajar con él sin dudarlo.

El proceso de contactarlos la verdad es que no recuerdo cómo fue. Preguntando, supongo. Buscas a alguien que haya trabajado con él, o con alguien que lo conozca, y de ahí vas paso a paso. En el caso de Roberto creo que fue a través de Juan Manuel Bernal, que uno o dos años antes había filmado un corto con conocidos.

¿Te gusta ensayar con los actores o te vas directo a rodar?

Depende del proyecto. Por lo general me gusta trabajar el personaje con ellos, trabajar las relaciones o química entre personajes a través de ejercicios y hacer un par de lecturas de guión con todo el elenco antes de pasar al trabajo de trazado en locación con actores, pero no ensayo mucho.

¿Cuál es tu proceso para idear las historias? ¿Identificas tu proceso creativo?

Tomo muchas notas, que pueden ser desde una línea hasta una escena. Uso una libreta pequeña que tengo siempre a la mano o mi teléfono o ipad con programas como Evernote. Cada cierto tiempo reviso las notas y las ordeno. Si algunas tienen los mismos elementos temáticos o narrativos veo si pueden funcionar juntas. También pienso en qué formato funcionan (cine, cómic).

Lo que llega a convertirse en guión por lo general es lo que más se queda en mi pensamiento. Si la idea ronda muy seguido, está arañando por salir, pues se convierte en algo más.

¿Trabajas con storyboard? ¿Es indispensable para ti?

Sí me gusta mucho trabajar con storyboard. Me gusta mucho el proceso de previsualizar y siento que hace que el trabajo en set sea más sencillo. Te libera para poder dedicarte a los personajes y la historia.

¿Cómo nació la idea de IMPACABLE?

Era una idea de esas que tenían años en mi libreta. Creo que debo de haberla anotado en 2001 o 2002. Hice un dibujo de Max y Dan, los personajes principales, simulando la portada de un cómic. Abajo escribí un logline que es prácticamente lo que terminamos filmando 12 o 13 años después.

Ahí se quedó hasta que publicaron la convocatoria de Telefilm de Canal 22 e IMCINE. Cuando salió la convocatoria sabía que quería colaborar con Josh Candia y le mandé varias ideas que se me ocurría que podríamos desarrollar. La que escogimos no cuajaba como guión, y la siguiente fue Implacable, que salió de manera muy natural.

¿Te sientes más cómodo que alguien te escriba el guión con la idea que tú tienes o prefieres escribirlo tu? ¿Por qué IMPLACABLE no quisiste escribirlo tú?

Depende. Es un proceso muy natural, no lo forzo. Hay historias o ideas que se me ocurren y que de inmediato creo pueden funcionar con tal o cual guionista, dependiendo de sus gustos y sensibilidades.  Hay gente a la que le voy siguiendo la pista, que me gusta lo que hacen, y que sé que algún día voy a querer colaborar con ellos. Así fue con Josh Candia.

Por otro lado hay historias que van surgiendo completas, que nacen más formadas, por así decirlo, y que no necesitan de colaboraciones externas. O simplemente son muy personales, como demonios que tengo que exorcizar yo mismo.

Por tu experiencia o por conocimiento del medio ¿cómo consigues financiamiento? ¿dependes del apoyo del gobierno? ¿buscar productores, inversionistas para tus proyectos? ¿Haz tenido que hacer pitch para promover tus guiones?

La mexicana es una industria que requiere del apoyo institucional para sobrevivir, ya sea a través de fondos públicos o de estímulos fiscales. Es un proceso muy despiadado. También requiere de un análisis muy a conciencia de los proyectos, para identificar el tipo de fondos que hay que captar. Saber si hay potencial comercial, si es un producto más de nicho, festivalero, etc.

Muchos de los grandes fracasos financieros del cine mexicano nacen de no saber identificar esto, de encapricharse con grandes presupuestos o pretensiones comerciales que a priori debería saberse no van a funcionar.

Una de las maldiciones del cineasta es que hay que quitarse de vez en cuando la gorra de creador para ponerse la de vendedor. Hay que moverse en festivales, eventos de industria y en círculos de negocios y emprendedores buscando siempre cómo levantar los fondos del próximo proyecto.

También hay que saber trabajar con presupuestos bajos o ultra-bajos para no dejar de filmar. El que deja de filmar, se muere.

Si he tenido que hacer pitch, es un mal necesario, algo que odio, pero vital para poder levantar una película. Los primeros pitches de cada proyecto duelen, pero poco a poco empieza a salir natural.

En un medio tan variables como es el cine mexicano ¿como te sientes y como se siente tu familia entre un proyecto y otro? En términos más simples ¿cómo le haces para sobrevivir en un trabajo que se considera principalmente artístico y muy voluble?

Un proyecto te absorbe por completo. Durante semanas o meses es tu todo: tu trabajo, tu familia. No hay noticias fuera del rodaje, no hay relaciones fuera del rodaje. Antes para mí era más fácil, pero conforme envejeces las prioridades cambian y se hace más difícil entregarte con tanto abandono a cada rodaje.

Cuando finalizas un rodaje hay un proceso que yo llamo de “descompresión”. Sufres de desorientación, sientes un vacío y poco a poco vas volviendo a la realidad. Es un poco como un síndrome de abstinencia.
En mi caso ayuda que mi esposa es mi productora y mi hermano es cinefotógrafo, entonces en cierta forma todo queda en familia.

¿Cómo consigues hacer algo que te gusta, te apasiona y logras vivir de ello?

Muy buena pregunta. Si consigues la respuesta me la envías.

Pero en serio, creo que es importante no parar, pensar en cine y vivir el cine todo el tiempo, hay que saber qué peleas pelear y cuáles dejar pasar.

¿Defiendes a muerte tus ideas? ¿tu manera de trabajar es “la mía o ninguna” o eres más propenso a aceptar o modificar tu trabajo con las aportaciones de los demás?

A mí me gusta mucho colaborar. Claro que como todo director tengo opiniones fuertes acerca de todo lo que implica una película, pero creo que si escogí a alguien para colaborar tengo que confiar en su opinión. Hay cosas en las que no cedo, pero no soy un “emperadorcito” (como llamamos de cariño a los directores/dictadores con los que hemos trabajado).

¿Cuál es el futuro de IMPLACABLE?

Implacable tendrá su estreno en cines como parte del Tur de Cine Mexicano. 13 ciudades del país del 7 de marzo al 10 de abril.

Luego se estrenará en televisión el 24 de abril en el Canal 22.

Esperamos que a eso sigan más ventanas, home video y vod, precedidas quizá por un estreno en cines más extenso.

Además Lesslye, Josh y yo hemos hablado mucho de seguir con Implacable en otros medios, ya sea con una secuela o con una serie de TV o web, aunque no hemos definido nada.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos?

Estamos desarrollando varios proyectos, algunos que dirijo yo, otros que produzco. Espero levantar uno de ellos este año (no digo más por supersticioso).

Además estoy produciendo el debut en cine de Mudo Vzz Martínez como director, Shebang, un cortometraje basado en su cómic. Esperamos poder filmar en verano.

 

Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Segunda parte.

lasombradelsahuaro

Esta es la continuación de la entrevista que tuve con el director Eduardo Barraza tiempo atrás. La primera parte la pueden ver aquí. En esta continuación nos habla de sus primeros trabajos, las dificultades y trampas que tuvo que pasar además de abrirse respecto a como se maneja en este ámbito tan volátil y como lo lleva con su familia. Espero lo disfruten.

P: ¿Cuál fue tu primer trabajo?
R: Un documental de la Sierra Tarahumara. Me gano un apoyo económico y una beca para estudiar cine en Los Ángeles. Nos vamos cinco, allí conozco a un amigo, que quiere escribir, dedicarse a guión y empezamos a trabajar juntos. El comienza a escribir que hago yo al principio y en ese intermedio yo quería hacer algo, entonces me pongo a la idea de hacer algo de los tarahumaras y decidimos juntos hacer una investigación de la percepción del amor de los Tarahumaras. El documental era para un trabajo escolar porque todavía estaba estudiando la carrera pero resulta que nos da un premio de 700 mil pesos y siendo estudiante pues ese dinero en esa época pudimos comprar una cámara de video profesional que nos vendió un amigo. Invertimos ese dinero en equipo y yo estaba desesperado por hacer una película. Originalmente la siguiente iba a ser la de LA SOMBRA DEL SAHUARO, pero era muy ambiciosa, necesitábamos más dinero y entonces lo que se me ocurrió desesperado fue hacer otra película antes. Mi amigo escribe el otro guión y comenzamos a hacer la película.

P: ¿Cómo se llama la película?
R: UN DILUVIO. Es una película apocalíptica, de jóvenes echando relajo en la época moderna. No es una buena película realmente.

P: Cuéntame sobre LA SOMBRE DEL SAHUARO.
R: Conseguimos el patrocinio, la inversión y la hicimos con un millón de pesos. Lamentablemente esa película nos robaron los derechos, hicimos una mala negociación en el contrato de distribución con una empresa de Estados Unidos y nos pagaron un anticipo y en el contrato estaba escrito que nos iban a pagar regalías pero no decía cuando.

P: ¿Entonces nunca vieron el dinero?
R: No, nunca lo vimos. La película le fue muy bien en Estados Unidos, la metieron en todo Wal – Mart. Yo fui a firma de autógrafos en Tower Records en Estados Unidos. Fue un boom en todo el mercado latinoamericano. La compraron los del canal, no recuerdo bien, unos parecido a Univisión, pero no son ellos. Realmente le fue muy bien, el productor americano se hizo millonario con esa película.

P: Bueno, al menos sirvió de aprendizaje ¿no?
R: Si, lo que pasa es que son contratos truculentos y en ingles y estábamos muy chavos. Yo tenía 23 años. Me faltaban dos materias para graduarme. Yo ya andaba produciendo y grabando y regresé después de eso, senté cabeza y me puse a terminar la carrera.

R: ¿Cuál fue tu siguiente proyecto?
P: Me contratan para dos películas americanas. Una se llama CIELITO LINDO con Adam Rodríguez, de CSI Miami, el moreno. La película se hizo con 500 mil dólares. Yo era el gerente de producción, el que movía a la gente, pero era contratado y la verdad no se que pasó con aquella película. Después de allí me hablan para una película más grande americana que se llama FAST FOOD NATION.

P:¿La de Richard Linklater?
R: Si. Esa película ya es de un presupuesto mucho más grande, de millones de dólares, trae mucho dinero y me contratan para ser el Line Producer que vendría siendo como el Productor en México. Como no iba a llevar contratos porque era una película americana yo no podía ser productor pero realmente toda la parte que se hizo en México éramos, Alejandro Laguette y yo, la cabeza del proyecto. Después de eso me invitan a mi a desarrollar la industria del entretenimiento de Chihuahua.

P: ¿De que año estamos hablando?
R: En el 2006. Aquí la producción baja. Me ofrecen una buena idea allá (en Chihuahua) yo tenía el desarrollo de unos estudios de cine, la producción y todo un esquema de pequeña industria para México. Les llama la atención y me invitan a participar allá, a desarrollarla, estuve en juntas, moviéndome con desarrollo económico muchos años. En el intermedio nos damos cuenta que necesitábamos una escuela, se pone en Chihuahua y es allí cuando comienzo a dar clases realmente.

P: Regresándome un poco, cuándo sales de la escuela y tu deseo es hacer cine, por un lado ¿tomabas la posibilidad de vivir dando clases de cine o se dio simplemente?
R: Me habían invitado a dar conferencias en el TEC y la UR de Chihuahua, también dado una pequeña plática en Estados Unidos, es decir, si había tenido la oportunidad de dar charlas y conferencias y me había llamado la atención. Pero cuando comienzo con la escuela (en Chihuahua), empiezo a ver la docencia como algo diferente sin preparación de educador. Me meto a enseñar porque necesitábamos gente que aprendiera a hacer cine en Chihuahua. De allí hago una película con el grupo de trabajo que capacitamos en Chihuahua, de bajo presupuesto, gastamos como 50 mil pesos nada más, en blanco y negro, contratamos fotógrafo de Coahuila, la hicimos en 15 días y es la película que llevé al Festival de Cannes en el 2008.

P: ¿De una clase directamente a Cannes? Increíble.
R: Si, fue un buen experimento. Para empezar estábamos enseñando haciendo cine. La película no entra a una sección oficial pero me da la oportunidad de ir al Desayuno de Producers Network. Me publican en la revista de Screen Daily, me publican en los diarios de Cannes, en los catálogos y además me dan chance de entrar para poder ir a participar y verlos. Fue una buena experiencia, además de que fue una película que se hizo en 15 días. La verdad yo creo que si la hubiéramos hecho con más dinero y con las cuatro semanas que se deben de hacer y todo bien estructurado yo creo que podríamos haber entrado en una oficial y ganar.

P: ¿Te consideras muy ambicioso? Ya que de hacer un trabajo escolar a mandarlo al Festival de Cannes tuviste una actitud de ¿a ver que pasa?
R: Siempre le hago así, no se si sea algún error en mi percepción pero yo creo que nada pierdes. EL DILUVIO Y LA SOMBRE DEL SAHUARO los mande a Cannes y no pegaron. Entonces siempre en esto es así, a ver que pasa. Tengo amigos que la meten a todos los festivales, y pues hay festivales para todo. Tienes una lista de montón de festivales pero que nadie conoce, pero es bueno ya que estás exhibiendo tu trabajo. Es muy importante para mi decir lo siguiente, más vale que hagas cine que deje algo a la sociedad, porque hacer un cine que nada más entretiene o que sólo te lleva a una desesperanza o a algo diferente ya estás entrando en hacer el cine que todo el mundo hace.

P:¿Todavía sigues sintiendo obstáculos al mandar trabajos a Festivales? Por ejemplo, escuchar comentarios de que no le sigas, no lo hagas, no te van a seleccionar o de donde vas a sacar el presupuesto.
R: Si es complicado. Siempre ha estado ese obstáculo, yo creo que el problema más grande es vencer el auto desánimo o auto fracaso. Le llamo auto porque uno se lo genera.

P: ¿Tú también lo tienes? Para ser honesto yo he sentido mucho eso.
R: Todos lo tenemos, claro que si. La barrera más difícil de vencer  no es la de los demás, esa no importa, sino la de uno mismo. Te voy a decir algo que le dije a mi hijo, el campeón no es el que gana siempre, sino el que a pesar de todo vence su mal ánimo, su negatividad, aunque no gane el primer lugar, alguien aunque llegue en último lugar pero venció el miedo yo que eso ya es un campeón, yo así es como lo veo. Creo que soy una de las personas que sufre más esas cosas.

P: ¿Por qué?
R: Por mi parte creativa, mi misma imaginación te hace creer cosas o sabotearte. Es una lucha constante para mi. Veo mucha gente en la sociedad que platica conmigo que le diga como le hice y sólo respondo que yo nada más me aventé. Te aseguró que hay miedo siempre, lo que si es que creo que en ese riesgo tiene que cuidarte a ti mismo y a los demás, porque si tomas riesgos para dañar a otras personas te aseguro que te puede ir bien pero también caes más rápido.

P: Ya que hablas de tu familia y los riesgos que tomas, tu esposa, Benny Treviño que también es productora, ¿tenía ese concepto de la realidad en el cine en México que es de altas y bajas? ¿Sabía a lo que se metía también?
R: Yo creo que es más centrada que yo [ríe], me supongo que ha de ser una santa porque soportar mis cambios de ánimo, soportar las altas y bajas, las emociones, los desánimos, todo lo que he enfrentado.

P: ¿Te ha apoyado? En las altas uno siempre está feliz ¿pero en las bajas se mantienen unidos?
R: Claro que si. También hemos tenido problemas como todas las familias. Creo que el secreto para este trabajo es tener una familia centrada y unida realmente, no necesariamente en el amor romántico que existe, porque eso es una fantasía, sino en la decisión de decir, sabes que, vamos a lucharle, y es una decisión y eso ayuda. Te aseguro que entiendo a mucha de la gente que se mete a este medio y es artista y que se divorcian, se separan.

P: ¿Nunca has sentido la tentación de no tener la seguridad de un trabajo fijo o asalariado de cambiar de trabajo o tener varios trabajos?
R: Si lo he hecho. No te imaginas lo que me he puesto hacer, de todo.

P: Pero ¿nunca has dejado de lado tu deseo de producir?
R: A lo mejor no ha estado dentro de mi prioridad pero ha seguido así. No es la posición numero uno pero me sigo moviendo.

P: ¿Te consideras muy paciente?
R: No, soy una persona muy desesperada.

P: Mencionaste en otra ocasión que platicábamos acerca de tu trabajo ARCANGEL, sobre un sacerdote que se hace peleador de lucha libre, que desde el 2006 que ganó un premio y hasta este momento no has podido realizarlo. Dijiste en aquella ocasión que por un sello no pasó la convocatorio para conseguir el dinero para producirlo. Y ya van hacer 7 años y todavía sigues con el ímpetu para levantarlo. ¿No crees que eso es considerarse muy paciente para ver algo que tu sólo veías en tu cabeza a algo tangible después de tanto tiempo?
R: Bueno, es una buena visión que no había visto hasta ahora, creo que si la misma vida me ha hecho más paciente porque antes por desesperado hice las películas que no me gustan por querer hacer ya cine entonces yo creo que ahora soy un poquito más tranquilo y estoy tratando de hacer lo que yo quiero pero ahora si “cuando Dios quiera” porque es un momento de que por un error de un sello y cosas de ese tipo uno no sabe y ya no está en uno.

Crítica: Lincoln de Steven Spielberg

Actor y director

Actor y director

  1. Abraham Lincoln, presidente de Estados Unidos con una percepción casi divina en su mandato, intenta aprobar una ley de abolición de la esclavitud de los negros antes de que la guerra contra los estados del sur acabe. Sólo tiene un mes para hacerlo y en su carrera contra el tiempo tiene que convencer a todo su partido (los republicanos) para votar a favor de dicha ley además de persuadir a 20 demócratas para aprobarla utilizando cualquier tipo de sutil método para lograr su cometido.
  2. No quiero catalogar a esta película como perfecta porque a pesar de que en todos los aspectos, tanto técnicos como actorales, su calidad se manifiesta claramente pero el guión extremadamente dialogado fue como presenciar algo hermoso y muy bien hecho pero con deseo de algo más de emoción. A excepción del final con Lincoln hablando frente al pueblo y las ingeniosas discusiones entre el personaje de Tommy Lee Jones y Lee Pace, sentí muy pesada la extensión de la cinta donde pasaba con varios momentos de aburrimiento.
  3. Dos aspectos resaltan claramente la película. El primero es la inmensa actuación que tiene Daniel Day-Lewis (que novedad) como el presidente Lincoln. Su acento, postura, incluso la forma de contar las anécdotas, el británico está totalmente entregado al personaje. Desconozco el método que el señor Day-Lewis tiene para afrontar a los caracteres que personifica, pero el resultado es abrumador. Apuesto mis canicas porque será el Mejor Actor en la entrega de este año. Como complemento, su confrontación con su esposa Mary Todd Lincoln, interpretada por Sally Field, resalta no sólo la lucha que Lincoln tenía contra su congreso que no era mayoría absoluta, es decir del 66%, sino las tensiones dentro de su misma habitación y lecho y la forma de cómo lidiar con ello.
  4. Como otro dato aparte dentro de los actores, me dio un gustazo ver a James Spader en una producción de gran escala. Desde BOSTON LEGAL que no veía algo de él.
  5. Lo segundo más llamativo fue la forma en como Spielberg afronta la película. Si es un biopic, no se discute, pero lo interesante es el énfasis que se da a las relaciones entre los diputados y congresistas para aprobar o no dejar pasar una ley que cambiaría para siempre la forma de trabajar y relacionarse en EUA. Una verdadera radiografía de cómo se desarrolla la democracia y los arreglos a los que uno tiene que llegar para que las cosas se tengan que hacer.
  6. Me hace mucho ruido el hecho de que en mi entorno se enfatice mucho el Honra y respeto a los gobernantes. ¿Honrar a quién, al Presidente? Pero ese presidente depende de un congreso para aprobar las leyes que él necesita y muchos de los integrantes de ese congreso, incluso los de su mismo partido, no están de acuerdo con el presidente y luchan enfurecidamente para que lo que el pide no se haga realidad. Entonces ¿la autoridad son los diputados/congresistas? Uno sólo no tiene el poder para cambiar las leyes, pero en grupo si pueden realizarlo. ¿Eso los hace más importantes que el Presidente? No, pienso que igual, porque como sabemos desde educación elemental, la división de poderes es una manera para que alguien no tenga el poder concentrado y haga lo que se le antoja.
  7. LINCOLN exhibe de forma muy clara y contundente las relaciones entre el presidente, sus asistentes y los congresistas para poder hacer lo que se quiere. No hay autoridades infalibles y sobretodo magnánimas. Cada una, en un sistema democrático depende de la otra, para que en su conjunto trabajen y saquen las cosas adelante. ¿Entonces honrar tanto al poder ejecutivo como legislativo? ¿Pero si los intereses de uno contradicen a otro? ¿A quién respetar u obedecer? Y allí radica la magia y el valor de LINCOLN, en revelar a la democracia no como un sistema que simplemente se deba obedecer ciegamente, sino reflexionar, criticar, confiar y en cierta forma tener algo de fe para que las cosas salgan adelante. En una secuencia clave incluso el Presidente tiene que decidir por mentir o mejor dicho tergiversar la verdad para que su ley pudiera ser votada. Son los arreglos que uno tiene que llegar para que las cosas se hagan.
  8. Es por eso que pienso que LINCOLN es una película casi perfecta, y mi candidata para que gane, al menos, en mejor Película en los Oscars el próximo 24 de febrero.

Ciclo de Cine en la Capilla Alfonsina: Celebrando a México a través del cine

La Capilla Alfonsina de la UANL (mi alma mater :D) no se quiere quedar afuera del Bicentenario y tiene preparado un ciclo especial dedicado a la celebración de la Independencia y revolución de nuestro pais.

Como indica el siguiente comunicado:

A partir del 27 de enero de 2010 la Capilla Alfonsina Biblioteca
Universitaria comienza la presentación de una interesante colección de
dieciséis documentales que celebran en este año el Centenario de la
Revolución Mexicana y el Bicentenario del la Independencia de México.
Las obras de cineastas como Raymundo Gleyzer, Jesús H. Abitia,
Francesco Taboada Tabone, Francisco Gaytán y Manuel González Casanova,
entre otros, ofrecerán al espectador valiosos testimonios de los
acontecimientos que llevaron a México hacia una democracia. Las
crónicas de estos diferentes directores muestran no sólo el contexto
de la historia nacional, sino que también revelan las interpretaciones
y las opiniones de algunos testigos presenciales sobre los sucesos
representativos.

El cineclub de esta Biblioteca los invita a que asistan el miércoles
27 de enero a la proyección del documental México. La Revolución
congelada, de Raymundo Gleyzer. Los filmes se estarán presentando los
miércoles a las 11:00 y 18:00 horas en la Sala de Usos Múltiples,
desde la fecha mencionada hasta el miércoles 12 de mayo. La entrada es
gratuita. Asiste al cine, disfrútalo y conoce más sobre la historia de
México.

Tres meses y medio de documentales e imagenes que nunca hemos visto acerca de dos acontecimientos que definieron el rumbo del pais, para bien o para mal.

Aquí les dejo el programa de las cintas que se estarán exhibiendo en la Capilla hasta el mes de Mayo.

Me interesa sobre todo la de Cuando el cine llegó que se exhibirá el próximo 24 de febrero y El Verdadero Porfirio Diaz, el 10 de marzo, que ojalá esté a la altura de tan célebre personaje.

Si alguién más se anima a darse la vuelta para cualquier otra exhibición, dejen sus comentarios para recomedarla o lincharla, según sea el caso.

Casting para niños en Monterrey para la nueva película de Mel Gibson

Casting: Prueba que se hace a actores y modelos para seleccionarlos para un trabajo.

Para los padres que desean que sus hijos sean estrellas, esta es su oportunidad, porque se están buscando niños para participar en la película de Mel Gibson quese  está filmando en el precioso estado de Veracruz y que tiene por título: How I Spent My Summer Vacation.

Estas son las especificaciones que se están buscando para el futuro histrión:

CASTING en MONTERREY

– para NIÑO
– de 9 a 12 años
– para pelicula con Mel Gibson
– a filmarse en Veracruz
– tez morena
– perfecto ingles

Dia: Sabado 30 de Enero, 2010
Hora: 10:00 AM – 7:30 PM
Lugar: Hotel Inter Continental
Con: Andres Ibañez, de parte de Chuy Quiñones

Para más informes tendrán que verlo con el señor Ibañez que espero encuentre lo que busca entre el talento regiomontano. ¡Mucho éxito!

La difícil transición de MMCinemas a Cinemex en Monterrey

La semana pasada y debido a mi artículo de MMCinemas ha muerto, ¿viva Cinemex? (Y un minuto de silencio por MMC Tec), que obtuvo un tráfico mayor al que tenía esperado y con comentarios poco amables acerca del reciente cambio de la Cadena MMCinemas a Cinemex, se originó una breve discuión en twitter debido al mal servicio que ofrecía esta cadena recién inaugurada en tierras regiomontanas.

Debido a eso, Francisco Mendez, subgerente de Comunicación Interna de @Cinemex, se comunicó conmigo para aclarar y especificar algunos puntos que tenía en desacuerdo respecto al artículo que hago referencia y las quejas de la gente a través de esos comentarios y vía twitter. Lo resumo en los siguientes puntos:

  • No se trata de que MMCinemas haya comprado Cinemex, sino el detalle más certero fue el de que un grupo empresarial llamado Entretenimiento GM de México adquirió el 80% de los derechos de MMCinemas (esto fue en Febrero del 2008) y luego pasó a comprar las cadenas Cinemex (noviembre del mismo año). Esa es la razón por la cual no es que MMCinemas sustituirá a Cinemex ni viceversa, sino que fueron adquisiciones por separado y por lo tanto convivirán de ese modo.
  • Recalco personalmente que el propietario de Entretenimimiento GM, Germán Larrea Mota Velasco,  es tambíen el Presidente y mayor accionista de Grupo México,  dueño de los Mineros que presuntamente fueron explotados y que dió a una de las huelgas más sonadas de los últimos años. (¿razón para pensar en la “explotación de los empleados de Cinemex” y su pésimo trato con la gente?).
  • Se hizo un estudió donde se confirmó que con menos cines que MMCinemas, Cinemex obtenía las mismas ganancias que la citada cadena de cine norteña y que por lo tanto, se concluyó que fuera el Modelo Cinemex el que se usará de ahora en adelante para administar el negocio.
  • Eso lleva a otra conclusión, que pocos Cinemex reemplazaron a otros MMCinemas, esto debido a que sólo los que cumplían con los estándares de Calidad necesarios, se realizó la metamorfosis de MMCinemas a Cinemex. Esto quiere decir también que todos los nuevos cines que Entretenimiento GM abrá serán Cinemex. Ya no habrá MMCinemas nuevos.
  • Así como Entretenmiento GM hizo una oferta a MMCinemas y Cinemex con su respectiva compra, también se ha propuesto la adquisicón de Cinemark por parte de este grupo. Sin aclarar si seguirá funcionando como Cinemark o cambiar a Cinemex. La oferta no ha sido aceptada, pero no se soprendan ver un Cinemex en Plaza Real en lo que resta del año.
  • Una de las mayores quejas hacia Cinemex fue la retirada de su membresía anual. Según el señor Mendez, esto se debió a que la idea ya estaba gastada (los mismos MMCinemas y Cinépolis ya se los habían copiado) y que estaban buscando nuevas formas de premiar a su clientela. Se decidió por ahora crear la llamada Tarjeta Premium, que te da 10% del valor total de tus compras en los cines (Cinepolis te da 5%), además de estar buscando nuevas formas de recompensar a sus clientes.
  • La razón por la cual en la dulcería se ofrece mucho menos producto comparado con MMCinemas, era que estos cines no tenían un control sobre los materiales que les proveían. Ejemplo hipotético: Cada mes MMCinemas compraba 1 tonelada de maíz, sin estudiar si eso necesariamente era lo que necesitaba para cubrir el empleo mensual, pero de igual forma lo pedían. Al finalizar el mes, y ver que faltaba mucha matería prima por utilizarse, literalmente la vaseaban en el usuario, pero con sus respectivo desbalances económicos. Con Cinemex eso no es así, sino que tienen un mejor control de sus materiales. Aunque sea al costo de dar menos al consumidor comparado con MMCinemas (la crisis te obliga a controlarte).
  • Por último y muy importante Cinemex tiene contemplado abrir una sucursal de Cine Alternativo, al estilo de MMCinemas Tec que hace pocos meses fue clausurado. No se ha especificado la ubicación ni fechas, pero que a más tardar en dos meses se tendrá una respuesta para el camino a seguir.

Eso fue lo que el señor Mendez y yo platicamos a lo largo de 20 minutos. A pesar de los drásticos cambios (para nosotros) que sucedieron y la mala imagen que suscitó pasar de la marca MMCinemas a Cinemex, se agradece mucho la intención de esta cadena y su staff de Comunicación para hacernos llegar y entender las razones de porque hacen lo que hacen.

¿Seguiré o me convertiré en fiel cliente de Cinemex de ahora en adelante? Depende. Si acaso siguen con la promoción de los Oxxo Gas (4 billetigas + 40 pesos = 2 boleteos para cualquier película) un definitivo y rotundo si. Despúes de pasar ese agradable fomento, creo que seré fiel a Cinemas Plaza, Río 70 y los Cinemas Rally. Lo siento Cinépolis, 60 pesos por boleto lo considero una aberración. La crisis es canija amigos.