Crítica Cartelera: The Blind Side (Un sueño posible)


Puntuación: Regular – Buena

The Blind Side, la película donde Sandra Bullock llegó a la confirmación de su carrera por parte de la Academia Cinematográfica Americana, fue además de la publicidad por parte de la actriz, un bombazo de proporciones mayúsculas en cuanto a la recaudación de taquilla. De 30 millones que fue su costo original, hasta el momento de escribir esto había depositado dentro de las arcas de la Warner Brothers más de 254 millones de dólares. Y la razón de esto y que simplifica de manera evidente el porque del éxito de esta película son dos factores: Cristianismo y la prueba de competitividad (por medio de deportes de contacto).

Buena parte de la cultura yankee está sostenida y basada en fundamentos cristianos, y que gran parte de la población profesa está creencia en sus respectivas variantes y denominaciones. Además, el “gen” gringo viene incluido ese afán por ser el mejor, sobresalir en algo frente a los demás. Estos dos ingredientes combinados describen ya toda la sinopsis general sin acaso detallarla con más ahínco y es la razón del éxito de la película.

Y no podría ser para menos de un director como John Lee Hancock, que con su pasada cinta The Alamo, nos demostró el fiel seguidor que es para las costumbres y creencias estadounidenses. Hancock construye una película correcta, donde el mismo es creador del guión, con un tono y ritmo sorprendentemente muy bien balanceados, y un ensamblaje de actores bien dirigidos y orquestados.

Pero el director tiene un error sobresaliente en la trama. Al inicio de la película empiezan con una secuencia de flash-forward dandonos a entender que el protagonista Oher está metido en un problema, con una fiscal o algo así cuestionándole. Luego de eso, flash-back a repasar la vida del personaje para conducirnos de nuevo hacía la génesis del conflicto. El error de la historia de Hancock es que la trama se desarrolla de tal forma que cuando llegamos al punto inicial, el que debería de culminar y hacer énfasis por su importancia (no por nada nos regresamos una elipsis para explicarnos como llegamos allí) queda totalmente relegado y carece de interés por ser explicado y entendido. Eso es un problema garrafal del guión y por lo tanto del director por no corregirlo (en este caso, es el mismo).

Además Hancock comete el error de endulzar demasiado su obra, incluyendo escenas llena de los típicos clichés y frases de superación personal que hacen alejarse de la empatía hacía sus personajes.

Y dentro de estos destaca la omnipresente y maravillosa Sandra Bullock como Leigh Anne Tuohy. Nunca me he declarado fan de esta actriz (confieso que falta por ver dentro de su filmografía Miss Congeniality) pero aquí la adoré. Le encontró el punto exacto a la personificación de una señora de sociedad, cristiana y clásica sureña con todo y acento, como si pareciera que si ella fuera una de ellas, o al menos estuviera muy cerca de ese mundo.

Los que le dan sabor a la película

Y a pesar de que Bullock se come toda la película, la revelación de esta es el actor que interpreta al niño de la pareja SJ Tuohy, Jae Head. Hace mucho tiempo que no veía una personificación infantil con ese carisma. La mayoría se pasaba de la tragedia burda a la melancolía de telenovelas. Un niño y nombre que debemos de tomar en cuenta para los años por venir.

Me gustó la historia y la química entre Bullock y el personaje de Oher, a pesar de sus puntos en común ya explotados hasta la saciedad en el cine melodramático Hollywoodense. Me recordó mucho a Marley & Me, por su concepción de una historia de la vida real pero basada en personas cercanas o al menos que no tuvieron un accidente trágico o excéntrico, sino personas más o menos dentro del mismo nivel cultural-social (clase media baja-alta, ricos pero no multimillonarios) y más cercanos a mis intereses por el reciente tiempo en que sucedieron los hechos (esto es, inicios del 2000). Y vaya mi sorpresa que los productores sean los mismos que la historia del perro Marley. Parece ser que se avecinas películas con fondos sociales medianos, historias conmovedoras y que no sean tan lejanas para identificar al público actual.

En cuanto a la temática del filme, es clarísimo, como mencioné en la introducción, la influencia cristiana y familiar que tiene esta película (hay una escena que reusme esta ideología, cuando la señora Tuohy se alegra de que su hija se quede en casa y no vaya con su novio), sobretodo, porque la familia en la que están basados, es seguidora de esa creencia. La cinta la considero muy rosa y parece que siendo cristiano, todo o si luchas por ello lo suficiente, te irá bien independientemente de las circunstancias. Aclaro que eso es por el lado de la familia Touhy, mientras que por el otro, refleja las condiciones en las que el deportista en potencia adoptado, Michael Oher, se vio envuelto y en la que su círculo social y personas de su mismo rango, tienen que soportar para sobrevivir. Buen detalle de Hancock, que allí si, no fue tan excesivamente sufrido con las condiciones de esos personajes, sino bien balanceado sin llegar a la exageración extrema.

Ser cristiano es algo delicado. Aunque siendo ricos o con las necesidades básicas ya resueltas parece menos complicado y el filme sencillamente exhibe la parte positiva de creer que el hijo de Dios vino al mundo para darnos salvación. Cero conflictos en ese aspecto y se extrañó. Para no ahondar tanto en el tema, ser cristiano es mucho más difícil que lo que muestra Hancock con la familia Touhy.

¿Merecido el oscar para Sandra Bullock? Creo que si, más que nada por la madurez interpretativa que ha llegado hasta este momento de su carrera combinado con la floja competencia que tenía enfrente ese año. Ya le traían ganas de la buena los de la Academia además.

Veredicto: Melodrama de mayor calidad a los generalmente presentados por Hollywood (y ya con esto le vale nominación a Mejor Película, que bárbaro) pero que cae en los efectos y clichés del género usados hasta la saciedad. La fuerza radica en la química e interpretación del ensamblaje de actores.

La verdadera familia Tuohy-Oher

Anuncios

5 comentarios en “Crítica Cartelera: The Blind Side (Un sueño posible)

  1. Hola:

    Llevo mucho tiempo para ver esta pelicula porque Bullock nunca me pareció lo suficientemente buena cmo para llevarse un Oscar. La intentaré ver en breve, lo aseguro.

    Me ha sorprendido encontrarme estos post porque pensé que hablarias de futbol, peor el cine es mi segunda pasión.

    Un saludo desde El Enganche, te espero crack

  2. Esta pelicula es la mejor que e visto de Sandra Bullock el trama me gusto, lo que si no entendi porque la regrecion? a que se devio yo crei que se avia muerto el niño en el choque pero hombre por la eleccion de la escuela como que nomas no bueno me gusto biiiien mucho esta pelicula

  3. Me encanta, los comentarios negativos son superfluos, no ven el fondo del mensaje, excelente me la he visto como 10 veces cada vez que pueda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s