Jose Luis Luna, guionista y colaborador de HARD POP Producciones, nominado para Guión Mexicano en el OAXACA Film Fest

Conozco a José Luis desde hace casi cinco años, y orgullosamente hemos colaborado en tres videos y cortometrajes desde que Hard Pop Producciones tiene vida. Hoy quiero presumirlo porque un trabajo suyo está nominado dentro de los mejores guiones escritos en México en el Oaxaca Film Festival.

black-back-yellow

Cabe recordar que José Luis es el director del cortometraje que produje, Elías & Eliseo, que pueden ver su trailer aquí. Y para aprovechar la ocasión, le hice algunas preguntas sobre como se sentía al respecto de esta nueva nominación sobre el guión que escribió, titulado Concha Azul.

¿Cómo te sientes respecto a estar en la selección oficial del festival, sientes que has crecido como guionista estos años?

Estoy muy contento de estar nuevamente en la selección de guiones del festival, estuve el año pasado y fue una muy buena experiencia, me ayudó mucho a crecer y a tener mayor confianza en mi trabajo, estuve en contacto con varios cineastas y guionistas de diferentes partes del mundo y eso me ayudo a pensar de una forma más global. Definitivamente quería volver, el festival tiene un enfoque único en México en cuanto a los guionistas y espero poder explotar al máximo la experiencia. Creo que he crecido como persona en el último par de años y eso se refleja en tu trabajo, estoy ahora en la competencia con un guión un poco más alegre y más maduro, espero recibir buenas críticas.

¿Tienes más proyectos como guionista u otro como director aparte de tu último cortometraje?

Como director estoy armando un nuevo cortometraje, espero filmarlo a principios del año entrante, es sencillo pero quiero tomarme el tiempo de armarlo a fondo en todos los detalles. Estoy en un equipo de producción con 9 Dogs y Hard Pop Producciones y estamos trabajando cada vez mejor, tenemos un par de proyectos en puerta. Como guionista estoy por iniciar un nuevo trabajo que será en inglés, es una road movie, una historia que creo resulta más completa si sucede en el sur de los Estados Unidos por lo que haré mi primer intento directo en ese idioma, es un proyecto divertido que espero pueda terminarlo pronto.
También seguiré promocionando mi trabajo como guionista, me interesa mucho colaborar con directores y productores, me gusta mucho jugar con diferentes géneros y estilos, se forman equipos muy buenos y te llevas sorpresas, hace poco colaboré en un cortometraje de terror, un género en el que no tenía nada de experiencia y el resultado fue bueno, está por filmarse en los próximos meses. Ese tipo de colaboraciones son muy enriquecedoras, me ayudan a descubrir otros estilos que normalmente no visito por mi propia cuenta.

¿Por que crees que valga la pena ser guionista? ¿Por qué contar historias es tan importante para ti?

Creo que es lo mejor me resulta. He intentado escribir en otros géneros y no me convence el resultado, a lo mejor el cine ya me echó a perder. Para mi escribir guiones es casi una terapia, me ayuda a ponerle orden a mis ideas sobre un cierto tema en particular, es como tomar diferentes puntos de vista darlos a diferentes personajes y echarlos a andar a ver a donde llegan. Leí que escribir ficción era ponerle orden a la realidad y creo que ese concepto funciona muy bien en mi, para cuando llego al final de una historia siento que he dado un par de pasos hacia algo mejor. Disfruto mucho todo el proceso y poder llegar al final me pone muy de buenas.  Lo que sucede con el guión después de terminarlo es otra historia, sé que hay un largo camino para que se llegue a filmar tu trabajo, puede tomar años y aún así no hay garantía pero he visto un par de señales que me dicen que voy por buen camino y me apego a eso.

seleccion

Un talento de un gran equipo involucrado.

Es un gusto enorme que la productora colabore con talento de este estilo. Y este es solo un caso. Muchas personas han ayudado a sacar los proyectos adelante, a veces sólo de paso pero aportando virtudes únicas, otras has estado desde el inicio y su aporte es invaluable, pero quiero compartir que dentro de todo el equipo ha colaborado, todos han sido únicos.
Anuncios

Entrevista con Eduardo Barraza. Última parte.

IMG_0707Esta es la tercera parte de la entrevista que le hice al director Eduardo Barraza.  La segunda la pueden encontrar aquí. Aquí define un poco más su filosofía para la realización de las películas que desearía hacer en el futuro su visión y la forma en como las películas influyen en las personas y su modo muy personal de presentarlas.

En términos generales no concuerdo con su forma de ver el cine, pero se me hace interesante la manera personal de cada director ya que eso influye al momento de hacer sus películas.

Espero hayan disfrutado esta entrevista en partes para conocer un lado más humano del cine.

P: ¿Por qué estando en Chihuahua teniendo una cátedra allá decidiste venir a Monterrey?
R: Por cuestiones familiares.

P: ¿Se te da más la oportunidad de desarrollarte aquí?
R: Igual la verdad, porque allá creamos el estudio de cine, y creo que donde quiera que vayas puedes crear lo que tu necesitas. Así hubiera vivido en el pueblo donde crecí te aseguro que hubiera creado un estudio de cine y me hubiera puesto hacer allá.

P: Pero allá tenias a tu equipo, y no me refiero al componente técnico, sino a las personas. En el cine yo me imagino que cuando trabajas con alguien y ya te llevas bien pues quieres seguir trabajando con esas personas. Regresas a Monterrey desde que saliste de tu carrera y ellos no vienen contigo. ¿Simplemente tenías esa mentalidad de que aquí encontrarías otras personas para seguir trabajando?
R: Realmente aquí hay mucha gente que está haciendo cine y no regresé pensando en hacer cine sino por cuestiones familiares. Yo me regresé para apoyar a mi familia y ahora si tuve que venir a tocar puertas y abrir otra vez todo. Yo no me vine con algo ya seguro así que tuve que buscarlo. Se me abrió una puerta en el TEC y en las .otras universidades donde he dado clase. Se está formando gente otra vez, gente que estoy formando y que se está trabajando pero ahora ya no lo estoy haciendo como en Chihuahua que era para trabajar en conjunto.

P: ¿Entonces aquí es más para enseñar?
R: Aquí es para generar pequeños líderes y que cada quien trabaje en lo suyo y junte su equipo de trabajo. En Chihuahua se quedaron líderes, dejé personas preparadas, ahora hay un alumno que está dando mis clases, otro ya tiene su propia productora, incluso produce más que yo. Se quedaron allá buenos líderes que empezaron a seguir su camino. Y eso es bueno porque no los estás educando para que trabajen contigo sino para que produzcan y hagan.

P: ¿Cómo pudiste dominar el miedo de al llegar a Monterrey y sin trabajo y pensar en cómo sobrevivir?
R: Bueno, soy una persona muy creyente, creo que Dios si existe independientemente de cualquier religión. Mi familia es católica, y son muy creyentes, pero yo creo que soy un poquito más devoto ya que la misma vida, la situación de cuando nos robaron los derechos de LA SOMBRA DEL SAHUARO, en ese intermedio mi esposa de se enferma de cáncer, y empiezo a ver milagros en mi vida muy fuertes, cambios de mi actitud, de una persona más desesperada a una persona más tranquila, alguien que prefería el ego, la alfombra roja y las estrellas a una persona que empieza a ver otras cosas en el ser humano. Empiezo realmente a descubrir algo que es Dios y me doy cuenta que si está allí. Inclusive me he dado cuenta que cuando menos nos ha ido bien en cuestión de salud, económico, lo que tu quieras, siempre ha habido algo o alguien que nos ayuda o apoya. Creo que eso es el reflejo de Dios. Uno piensa que Dios se va aparecer y te va a cargar pero realmente ese presenta en todo lo demás, en la gente.

P: ¿Y por qué sentiste eso y no más el orgullo de pensar que tú estas aquí por el hecho de salir adelante por ti mismo?
R: Porque en la situación que uno está viviendo, un ser humano por si solo no lo logra. Imagínate estar en festivales, creer que eres todopoderoso y todas esas cosas que uno llega a vivir en el mundo de la farándula y luego darse cuenta que en un instante se pierde todo y que eso que uno estaba creyendo que era lo más importante en realidad no lo era, allí es en donde valorar la vida y donde buscas querer hacer las cosas bien.

P: Entonces te sientes responsable de llevar tu visión de tu fe o Dios en tus películas?
R: Ahora si

P: Tu película ARCANGEL va sobre un policía que pierde todo en L.A. y se regresa a su pueblo y su padre le hereda la máscara.
R: Pero el papá ya estaba muerto, el descubre que es hijo de un luchador social, que era peleador de lucha libre y a la vez un luchador social. Es decir, es un luchador que ayuda al pueblo, algo como el Padre Fray Tormenta. Es un sacerdote, que creo está en Hidalgo y que para sacar adelante a un orfanato aprendió a luchar y se metió a la lucha libre para ganar dinero y darles de comer a los muchachos del orfanato, es vida real y está inspirado en una historia como esa. Y obviamente enfrentando los demonios de uno mismo.

P: En tus películas ¿pones cosas personales en ellas?
R: Claro que si, no puedes quitarte yo creo eso.

P: ¿Consideras que uno tenga que poner parte de si mismo en sus películas?
R: Yo creo que todas, inclusive hasta los churros.

P: ¿Por qué crees que en las películas que uno haga deba hacerlo más personal y no mantener la distancia emocional? ¿Para hacerlo más realista?
R: He visto películas que se ve reflejado el lado humano o bueno del escritor y he visto otras donde se ve reflejado el lado malo. Creo que las dos tienen la misma fuerza. Por ejemplo, sacar el odio, la venganza, a eso es lo que me  refiero. Aristóteles dice que es bueno porque crea una catarsis de emociones y te ayuda a liberarte. Ay quienes dicen que saques todas tus ideas de matar y todo eso y te liberas, entonces te lleva a una catarsis de liberación. Ahora, he visto los dos ejemplos y he visto películas donde pienso que le pudo haber pasado a este guionista o a este director para sacar tanto odio o tanto rencor porque realmente algo le pasó. La película que llevé al festival de Cannes, era una película con esta propuesta, y fue muy gracioso en el festival porque gente de diferentes productoras me querían conocer por lo que yo estaba promoviendo en el cine y me hablaban y me decían Chihuahua. “Chihuahua, Chihuahua” me gritaban los americanos o hasta de la India, “platícame de tu idea, platícame de hacer cine con valores”. Les causó algo extraño, yo creo que el éxito de esa ida no fue en si el viaje sino la platicada y lo que mucha gente vio.

P: ¿Estás más reflejado en películas como EL ESTUDIANTE pero donde se promuevan valores?
R: Ahorita si, porque creo que el cine y la televisión en nuestra era, todo lo que sea imagen, inclusive el youtube tienen poder sobre el ser humano así que más vale que cuidemos el contenido. Hace poco recordaba una imagen de un papá chino que graba a su hijo de tres años enseñándole a fumar. Esa imagen independientemente del error que ha hecho su papá allí, esa imagen ya está en algún lugar grabada, esa imagen le llega a muchas más personas y de seguro que si esa imagen la ve un niño, entonces el niño entrará en confusión si no está bien preparado, no te digo que sólo deban existir imágenes bonitas, pero existen imágenes que el mundo no está preparados para recibirlas.

P: ¿Entonces cuál es la clave? Desde tu punto de vista ¿cuál es el concepto de lo que debería ser una película?
R: Ahora si cuidada y me refiero al contenido. Puedes disparar una pistola en una película porque es ficción pero en el momento en que tu enseñas el gatillo como se dispara ya le estás enseñando a alguien que no sabía como disparar.

P: ¿Consideras menos potente el hecho de que una situación violenta quede fuera de la imagen, es decir como en un fuera campo?
R: Si porque ya va a depender de la persona que lo está viendo. Ya la responsabilidad no es del realizador sino ahora si, todo ser humano es responsable de su vida. Entonces, en el momento en el que yo te enseño y te digo como, la responsabilidad es mía, en el momento en que tu buscas y aprendes pero yo no lo enseñé la responsabilidad ahora si es a quien le corresponde.

P: Actualmente me da la impresión que hacer películas con valores o “mensajes” suena idealista y nada real ¿Por qué prefieres seguir en ese camino?
R: Mis primeras películas no fueron así pero aprendí que hay que hacer un cambio. Voltea a ver a tu alrededor, simplemente no hay que ser irreales, simplemente voltear a ver alrededor del mundo y darse cuenta que los jóvenes son más violentos que las películas que vimos, ya usan ametralladoras. Un amigo, cuando estábamos en Chihuahua, uno de los alumnos que tenía le tocó ver un asesinato, dice que el cuate se paró como en las películas, salió del quemacocos de una Escalade o algo así con su metralleta en una mano y sin moverse disparándole a una persona en otro carro y todos los tiros lo dieron en el centro. Dice que parecía que estaba en una película de Vin Diesel, entonces ese es el ejemplo que tiene la fuerza que tiene esto en la sociedad, no es imaginación, no es algo irreal, voltea a ver a tu alrededor y allí está. Te hago creer que las joyas, los celulares de los rateros en el video son reales y yo como joven no tengo la capacidad de darme cuenta que eso no es verdad y quiero tener el dinero para tener una Escalade con sillones de oro, todas esas cosas que nos venden, la mayoría de las veces es ficción, pero los jóvenes se la creen, y en la actualidad hay jóvenes que están cometiendo delincuencia y que quieren tener muchas cosas a raíz de lo que estamos viendo, si nos vamos al otro ejemplo, la típica niña que cree que si no se prepara, no lucha, no se esfuerza, va a venir el príncipe azul a sacarla de su situación, como las novelas mexicanas. Nuestro alrededor es el reflejo de lo que nosotros comemos con nuestros ojos.

P: Una última pregunta ¿tú crees que el hecho de tu familia o haber tenido hijos haya influenciado en eso? Te menciono este caso porque es muy notorio entre la primera trilogía de Star Wars que es mucho más oscura pero con mayor prestigio y la más actual, donde se ve con un tono mucho más ligero e infantil.
R: Probablemente tenga que ver con la edad, probablemente cuando uno es más joven no ve las consecuencias de los errores. Puedes equivocarte, todos los seres humanos lo hacemos, pero esos errores entre más creces más aumenta tu percepción y te das cuenta del daño que puedes causar, porque a final de cuentas, inclusive cuando creemos que estamos haciendo el bien, estamos haciendo un daño.

Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Primera parte.

Con este post inauguro un espacio que espero se repita de forma infinita a lo largo de la vida de este pequeño blog: la de entrevistas a personas que admiro dentro del ámbito cinematográfico por más pequeño que sea. Espero que este camino sea recorrido por críticos de cine, productores, cinefotógrafos y directores que se dignen a hablar conmigo.

El primer invitado es Eduardo Barraza, director de película desde videohomes hasta experimentales que han llegado a pasar por categorías en el Festival de Cannes. Además de cinefotógrafo, productor y maestro. Debido a la longitud de la entrevista he decidio dividirla en tres partes. Espero que sea de su agrado y les cautive su atención y libere su curiosidad en temas cinematográficos como lo hizo conmigo al momento de entrevistarlo.

En esta primera parte abarco sobre sus anhelos de ser cineasta, los problemas que tuvo que pasar para llegar a ello y sus experiencias de haber estudiado una carrera de cine. Espero lo disfruten, como las siguientes que vendrán.

Pregunta: ¿En que momento te diste cuenta de que el cine era lo que querías hacer?
Respuesta: Desde niño tenía mucha imaginación. La imaginación creo es una herramienta que Dios nos la dio al ser humano y muchos la sabemos usar y algunos por suerte caemos en algo creativo. Mis papás son comerciantes de toda la vida, de Chihuahua y luego se fueron a Arizona y de allí tuvimos la oportunidad de viajar mucho para traer cosas para vender a Los Angeles y tuve la oportunidad de niño de estar en los estudios Universal, y desde allí ya empieza mi deseo. O incluso mucho más atrás, el deseo de contar historias, más que ser cineasta me creo como un contador de historias y de eso es lo que me ha hecho a mi caer en el cine.

P: ¿Crees que tus padres, al ser emprendedores y tener sus propios negocios han influido para que te hayas arriesgado a estar por tu cuenta en el mundo del cine?
R: Probablemente si. Mi papá es cinéfilo. La primera película que vi fue EL LLANERO SOLITARIO, yo creo que tendría como cinco años cuando salió. No había cine donde vivíamos pero cuando viajábamos a Chihuahua o a una ciudad más grande, mi papá y yo nos metíamos desde las tres de la tarde hasta las 12 en la salas de cine.

P: Como mencionas, te gusta contar historias, pero ¿por qué el cine? ¿por qué no escribir un libro, que es una forma más fácil porque depende sólo de ti mismo y el gasto económico es mucho menor?
R:Dentro de mi ha estado el deseo de escribir un libro, también creo que el cine, las imágenes tienen mucha fuerza y crear esa imagen, el pintar con la iluminación, el jugar con las sombras, todo eso es lo que a mi se me ha hecho muy interesante.

P: ¿Se te facilita pensar en imágenes?
R: Si. De hecho, para poder escribir me tuve que quitar ese pensamiento visual y tratar de empezar a cambiar la manera de escribir porque al principio uno cuando quiere escribir algo empieza a escribirlo en imágenes.

P: Al querer estudiar comunicación ¿tus papas en todo momento te apoyaron?
R: No, claro que no. Imagínate crecer en una ciudad chica. Mis papás vienen realmente de vender en casa por casa, después me pudieron pagar el tecnológico, pero bueno, vengo de una familia del esfuerzo y del trabajo. Nos bajábamos a tocar la puerta para vender y me bajaban cargando a los cuatro o cinco años a bajar las cosas. Imagínate decirle a alguien con esa formación que quieres hacer cine, que quieres estudiar comunicación, me dijeron que estaba loco, que me iba a morir de hambre y cosas de esas.

P: ¿Y no ha sido cierto?
R: La cuestión del cine es que tiene cosas muy altas y tiene cosas muy bajas, por ejemplo, una película que hice con 40 mil pesos gané un premio de 700 mil pesos. La segunda película que hice con un millón de pesos ganó como 200 mil pesos entonces se perdió ¿no?.

P: Antes de continuar con eso ¿te decidiste por estudiar comunicación?
R: Empecé Derecho y luego me dan la oportunidad de escribir una supuesta demanda, con todo el proceso, de inventar todo y me fue muy bien porque conté e inventé toda la historia. De allí decido que no estoy haciendo aquí nada y me voy a estudiar cine.

P: ¿Cuánto duraste estudiando para abogado?
R: Un año. Luego, en aquella época, por el 96, no había más lugar que Monterrey o el DF y escogí el TEC de Monterrey porque estaba más cerca.

P: ¿Luego de eso?
R: Simplemente tomé la decisión, se molestaron y me vine. No creyeron en mi hasta que hice la segunda película.

P: ¿Crees que si valga la pena estudiar una carrera de comunicación especializado en cine o irte directamente a producir?
R: Creo que ahora en la actualidad hay muchos cursos que te van ayudar a producir. Conozco gente que es ingeniero, es contador, es abogado y anda produciendo. Si vas a ser realizador es recomendable estudiar una carrera.

P:¿Por qué?
R: Porque tienes que ver todas las cuestiones técnicas, aprender de iluminación, aprender de cámaras, aprender de lentes, dirección de actores.

P: ¿Realizador te refieres a largometrajes? Porque si alguien quiere hacer sólo un corto y festivalearlo ¿entonces?
R: Realizador en general. Aunque también lo puede hacer. Hay un cuate inclusive que a mi me tocó conocer, no hice relación con él pero estábamos casi en la misma época; son unos abogados que hicieron un documental de los emigrantes de Guatemala para México y de allí Estados Unidos. Estos muchachos hicieron una investigación, se fueron con su cámara y se subieron al tren, hicieron entrevistas y grabaron todo como si fueran mojados. El muchacho quedó seleccionado en el Festival de Sundance. A nosotros nos dijeron los maestros: enséñenle a editar porque no saben editar ellos, y un amigo mío estaba allí con ellos  diciéndoles “así se edita, así muévele, haz esto” pero ellos lo editaron, nosotros no tuvimos nada que ver, nada más explicarles como se prendía la computadora y eso.

P: ¿Te refieres sólo a como utilizar el programa de edición?
R: Así es. Ellos eran gente que no sabía ni como manejar la cámara pero aprendieron en el momento y lograron llegar al Festival de Sundance. Obviamente ya no se dedican a esto, ellos son abogados. Para alguien que ni siquiera era cineasta llegar a Sundance, imagínate.

P: Por experiencia, se que los conocimientos técnicos los puedes aprender solo, pero lo que más me llama la atención de estudiar cine es por las personas que conoces y pueden ser tus futuros colaboradores. Tú al salir de tu carrera ¿seguiste frecuentando a los que conociste allí o trabajaste con ellos?
R: Los primeros trabajos que hicimos si fueron con los compañeros de la carrera, algunos tal vez siguieron este camino, otros no, la vida es muy larga, y en el caso del cine mucha gente lo abandona.

P: ¿Por qué?
R: Porque es una carrera que necesita esfuerzo, tiene muchas altas y bajas, hay veces que te va bien y otras veces que no te va bien entonces ese sacrificio, cuando te casas y tienes hijos empieza a disminuir.