Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Segunda parte.

lasombradelsahuaro

Esta es la continuación de la entrevista que tuve con el director Eduardo Barraza tiempo atrás. La primera parte la pueden ver aquí. En esta continuación nos habla de sus primeros trabajos, las dificultades y trampas que tuvo que pasar además de abrirse respecto a como se maneja en este ámbito tan volátil y como lo lleva con su familia. Espero lo disfruten.

P: ¿Cuál fue tu primer trabajo?
R: Un documental de la Sierra Tarahumara. Me gano un apoyo económico y una beca para estudiar cine en Los Ángeles. Nos vamos cinco, allí conozco a un amigo, que quiere escribir, dedicarse a guión y empezamos a trabajar juntos. El comienza a escribir que hago yo al principio y en ese intermedio yo quería hacer algo, entonces me pongo a la idea de hacer algo de los tarahumaras y decidimos juntos hacer una investigación de la percepción del amor de los Tarahumaras. El documental era para un trabajo escolar porque todavía estaba estudiando la carrera pero resulta que nos da un premio de 700 mil pesos y siendo estudiante pues ese dinero en esa época pudimos comprar una cámara de video profesional que nos vendió un amigo. Invertimos ese dinero en equipo y yo estaba desesperado por hacer una película. Originalmente la siguiente iba a ser la de LA SOMBRA DEL SAHUARO, pero era muy ambiciosa, necesitábamos más dinero y entonces lo que se me ocurrió desesperado fue hacer otra película antes. Mi amigo escribe el otro guión y comenzamos a hacer la película.

P: ¿Cómo se llama la película?
R: UN DILUVIO. Es una película apocalíptica, de jóvenes echando relajo en la época moderna. No es una buena película realmente.

P: Cuéntame sobre LA SOMBRE DEL SAHUARO.
R: Conseguimos el patrocinio, la inversión y la hicimos con un millón de pesos. Lamentablemente esa película nos robaron los derechos, hicimos una mala negociación en el contrato de distribución con una empresa de Estados Unidos y nos pagaron un anticipo y en el contrato estaba escrito que nos iban a pagar regalías pero no decía cuando.

P: ¿Entonces nunca vieron el dinero?
R: No, nunca lo vimos. La película le fue muy bien en Estados Unidos, la metieron en todo Wal – Mart. Yo fui a firma de autógrafos en Tower Records en Estados Unidos. Fue un boom en todo el mercado latinoamericano. La compraron los del canal, no recuerdo bien, unos parecido a Univisión, pero no son ellos. Realmente le fue muy bien, el productor americano se hizo millonario con esa película.

P: Bueno, al menos sirvió de aprendizaje ¿no?
R: Si, lo que pasa es que son contratos truculentos y en ingles y estábamos muy chavos. Yo tenía 23 años. Me faltaban dos materias para graduarme. Yo ya andaba produciendo y grabando y regresé después de eso, senté cabeza y me puse a terminar la carrera.

R: ¿Cuál fue tu siguiente proyecto?
P: Me contratan para dos películas americanas. Una se llama CIELITO LINDO con Adam Rodríguez, de CSI Miami, el moreno. La película se hizo con 500 mil dólares. Yo era el gerente de producción, el que movía a la gente, pero era contratado y la verdad no se que pasó con aquella película. Después de allí me hablan para una película más grande americana que se llama FAST FOOD NATION.

P:¿La de Richard Linklater?
R: Si. Esa película ya es de un presupuesto mucho más grande, de millones de dólares, trae mucho dinero y me contratan para ser el Line Producer que vendría siendo como el Productor en México. Como no iba a llevar contratos porque era una película americana yo no podía ser productor pero realmente toda la parte que se hizo en México éramos, Alejandro Laguette y yo, la cabeza del proyecto. Después de eso me invitan a mi a desarrollar la industria del entretenimiento de Chihuahua.

P: ¿De que año estamos hablando?
R: En el 2006. Aquí la producción baja. Me ofrecen una buena idea allá (en Chihuahua) yo tenía el desarrollo de unos estudios de cine, la producción y todo un esquema de pequeña industria para México. Les llama la atención y me invitan a participar allá, a desarrollarla, estuve en juntas, moviéndome con desarrollo económico muchos años. En el intermedio nos damos cuenta que necesitábamos una escuela, se pone en Chihuahua y es allí cuando comienzo a dar clases realmente.

P: Regresándome un poco, cuándo sales de la escuela y tu deseo es hacer cine, por un lado ¿tomabas la posibilidad de vivir dando clases de cine o se dio simplemente?
R: Me habían invitado a dar conferencias en el TEC y la UR de Chihuahua, también dado una pequeña plática en Estados Unidos, es decir, si había tenido la oportunidad de dar charlas y conferencias y me había llamado la atención. Pero cuando comienzo con la escuela (en Chihuahua), empiezo a ver la docencia como algo diferente sin preparación de educador. Me meto a enseñar porque necesitábamos gente que aprendiera a hacer cine en Chihuahua. De allí hago una película con el grupo de trabajo que capacitamos en Chihuahua, de bajo presupuesto, gastamos como 50 mil pesos nada más, en blanco y negro, contratamos fotógrafo de Coahuila, la hicimos en 15 días y es la película que llevé al Festival de Cannes en el 2008.

P: ¿De una clase directamente a Cannes? Increíble.
R: Si, fue un buen experimento. Para empezar estábamos enseñando haciendo cine. La película no entra a una sección oficial pero me da la oportunidad de ir al Desayuno de Producers Network. Me publican en la revista de Screen Daily, me publican en los diarios de Cannes, en los catálogos y además me dan chance de entrar para poder ir a participar y verlos. Fue una buena experiencia, además de que fue una película que se hizo en 15 días. La verdad yo creo que si la hubiéramos hecho con más dinero y con las cuatro semanas que se deben de hacer y todo bien estructurado yo creo que podríamos haber entrado en una oficial y ganar.

P: ¿Te consideras muy ambicioso? Ya que de hacer un trabajo escolar a mandarlo al Festival de Cannes tuviste una actitud de ¿a ver que pasa?
R: Siempre le hago así, no se si sea algún error en mi percepción pero yo creo que nada pierdes. EL DILUVIO Y LA SOMBRE DEL SAHUARO los mande a Cannes y no pegaron. Entonces siempre en esto es así, a ver que pasa. Tengo amigos que la meten a todos los festivales, y pues hay festivales para todo. Tienes una lista de montón de festivales pero que nadie conoce, pero es bueno ya que estás exhibiendo tu trabajo. Es muy importante para mi decir lo siguiente, más vale que hagas cine que deje algo a la sociedad, porque hacer un cine que nada más entretiene o que sólo te lleva a una desesperanza o a algo diferente ya estás entrando en hacer el cine que todo el mundo hace.

P:¿Todavía sigues sintiendo obstáculos al mandar trabajos a Festivales? Por ejemplo, escuchar comentarios de que no le sigas, no lo hagas, no te van a seleccionar o de donde vas a sacar el presupuesto.
R: Si es complicado. Siempre ha estado ese obstáculo, yo creo que el problema más grande es vencer el auto desánimo o auto fracaso. Le llamo auto porque uno se lo genera.

P: ¿Tú también lo tienes? Para ser honesto yo he sentido mucho eso.
R: Todos lo tenemos, claro que si. La barrera más difícil de vencer  no es la de los demás, esa no importa, sino la de uno mismo. Te voy a decir algo que le dije a mi hijo, el campeón no es el que gana siempre, sino el que a pesar de todo vence su mal ánimo, su negatividad, aunque no gane el primer lugar, alguien aunque llegue en último lugar pero venció el miedo yo que eso ya es un campeón, yo así es como lo veo. Creo que soy una de las personas que sufre más esas cosas.

P: ¿Por qué?
R: Por mi parte creativa, mi misma imaginación te hace creer cosas o sabotearte. Es una lucha constante para mi. Veo mucha gente en la sociedad que platica conmigo que le diga como le hice y sólo respondo que yo nada más me aventé. Te aseguró que hay miedo siempre, lo que si es que creo que en ese riesgo tiene que cuidarte a ti mismo y a los demás, porque si tomas riesgos para dañar a otras personas te aseguro que te puede ir bien pero también caes más rápido.

P: Ya que hablas de tu familia y los riesgos que tomas, tu esposa, Benny Treviño que también es productora, ¿tenía ese concepto de la realidad en el cine en México que es de altas y bajas? ¿Sabía a lo que se metía también?
R: Yo creo que es más centrada que yo [ríe], me supongo que ha de ser una santa porque soportar mis cambios de ánimo, soportar las altas y bajas, las emociones, los desánimos, todo lo que he enfrentado.

P: ¿Te ha apoyado? En las altas uno siempre está feliz ¿pero en las bajas se mantienen unidos?
R: Claro que si. También hemos tenido problemas como todas las familias. Creo que el secreto para este trabajo es tener una familia centrada y unida realmente, no necesariamente en el amor romántico que existe, porque eso es una fantasía, sino en la decisión de decir, sabes que, vamos a lucharle, y es una decisión y eso ayuda. Te aseguro que entiendo a mucha de la gente que se mete a este medio y es artista y que se divorcian, se separan.

P: ¿Nunca has sentido la tentación de no tener la seguridad de un trabajo fijo o asalariado de cambiar de trabajo o tener varios trabajos?
R: Si lo he hecho. No te imaginas lo que me he puesto hacer, de todo.

P: Pero ¿nunca has dejado de lado tu deseo de producir?
R: A lo mejor no ha estado dentro de mi prioridad pero ha seguido así. No es la posición numero uno pero me sigo moviendo.

P: ¿Te consideras muy paciente?
R: No, soy una persona muy desesperada.

P: Mencionaste en otra ocasión que platicábamos acerca de tu trabajo ARCANGEL, sobre un sacerdote que se hace peleador de lucha libre, que desde el 2006 que ganó un premio y hasta este momento no has podido realizarlo. Dijiste en aquella ocasión que por un sello no pasó la convocatorio para conseguir el dinero para producirlo. Y ya van hacer 7 años y todavía sigues con el ímpetu para levantarlo. ¿No crees que eso es considerarse muy paciente para ver algo que tu sólo veías en tu cabeza a algo tangible después de tanto tiempo?
R: Bueno, es una buena visión que no había visto hasta ahora, creo que si la misma vida me ha hecho más paciente porque antes por desesperado hice las películas que no me gustan por querer hacer ya cine entonces yo creo que ahora soy un poquito más tranquilo y estoy tratando de hacer lo que yo quiero pero ahora si “cuando Dios quiera” porque es un momento de que por un error de un sello y cosas de ese tipo uno no sabe y ya no está en uno.

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Segunda parte.

  1. Pingback: Entrevista con Eduardo Barraza. Última parte. | HARD POP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s