Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Primera parte.

Con este post inauguro un espacio que espero se repita de forma infinita a lo largo de la vida de este pequeño blog: la de entrevistas a personas que admiro dentro del ámbito cinematográfico por más pequeño que sea. Espero que este camino sea recorrido por críticos de cine, productores, cinefotógrafos y directores que se dignen a hablar conmigo.

El primer invitado es Eduardo Barraza, director de película desde videohomes hasta experimentales que han llegado a pasar por categorías en el Festival de Cannes. Además de cinefotógrafo, productor y maestro. Debido a la longitud de la entrevista he decidio dividirla en tres partes. Espero que sea de su agrado y les cautive su atención y libere su curiosidad en temas cinematográficos como lo hizo conmigo al momento de entrevistarlo.

En esta primera parte abarco sobre sus anhelos de ser cineasta, los problemas que tuvo que pasar para llegar a ello y sus experiencias de haber estudiado una carrera de cine. Espero lo disfruten, como las siguientes que vendrán.

Pregunta: ¿En que momento te diste cuenta de que el cine era lo que querías hacer?
Respuesta: Desde niño tenía mucha imaginación. La imaginación creo es una herramienta que Dios nos la dio al ser humano y muchos la sabemos usar y algunos por suerte caemos en algo creativo. Mis papás son comerciantes de toda la vida, de Chihuahua y luego se fueron a Arizona y de allí tuvimos la oportunidad de viajar mucho para traer cosas para vender a Los Angeles y tuve la oportunidad de niño de estar en los estudios Universal, y desde allí ya empieza mi deseo. O incluso mucho más atrás, el deseo de contar historias, más que ser cineasta me creo como un contador de historias y de eso es lo que me ha hecho a mi caer en el cine.

P: ¿Crees que tus padres, al ser emprendedores y tener sus propios negocios han influido para que te hayas arriesgado a estar por tu cuenta en el mundo del cine?
R: Probablemente si. Mi papá es cinéfilo. La primera película que vi fue EL LLANERO SOLITARIO, yo creo que tendría como cinco años cuando salió. No había cine donde vivíamos pero cuando viajábamos a Chihuahua o a una ciudad más grande, mi papá y yo nos metíamos desde las tres de la tarde hasta las 12 en la salas de cine.

P: Como mencionas, te gusta contar historias, pero ¿por qué el cine? ¿por qué no escribir un libro, que es una forma más fácil porque depende sólo de ti mismo y el gasto económico es mucho menor?
R:Dentro de mi ha estado el deseo de escribir un libro, también creo que el cine, las imágenes tienen mucha fuerza y crear esa imagen, el pintar con la iluminación, el jugar con las sombras, todo eso es lo que a mi se me ha hecho muy interesante.

P: ¿Se te facilita pensar en imágenes?
R: Si. De hecho, para poder escribir me tuve que quitar ese pensamiento visual y tratar de empezar a cambiar la manera de escribir porque al principio uno cuando quiere escribir algo empieza a escribirlo en imágenes.

P: Al querer estudiar comunicación ¿tus papas en todo momento te apoyaron?
R: No, claro que no. Imagínate crecer en una ciudad chica. Mis papás vienen realmente de vender en casa por casa, después me pudieron pagar el tecnológico, pero bueno, vengo de una familia del esfuerzo y del trabajo. Nos bajábamos a tocar la puerta para vender y me bajaban cargando a los cuatro o cinco años a bajar las cosas. Imagínate decirle a alguien con esa formación que quieres hacer cine, que quieres estudiar comunicación, me dijeron que estaba loco, que me iba a morir de hambre y cosas de esas.

P: ¿Y no ha sido cierto?
R: La cuestión del cine es que tiene cosas muy altas y tiene cosas muy bajas, por ejemplo, una película que hice con 40 mil pesos gané un premio de 700 mil pesos. La segunda película que hice con un millón de pesos ganó como 200 mil pesos entonces se perdió ¿no?.

P: Antes de continuar con eso ¿te decidiste por estudiar comunicación?
R: Empecé Derecho y luego me dan la oportunidad de escribir una supuesta demanda, con todo el proceso, de inventar todo y me fue muy bien porque conté e inventé toda la historia. De allí decido que no estoy haciendo aquí nada y me voy a estudiar cine.

P: ¿Cuánto duraste estudiando para abogado?
R: Un año. Luego, en aquella época, por el 96, no había más lugar que Monterrey o el DF y escogí el TEC de Monterrey porque estaba más cerca.

P: ¿Luego de eso?
R: Simplemente tomé la decisión, se molestaron y me vine. No creyeron en mi hasta que hice la segunda película.

P: ¿Crees que si valga la pena estudiar una carrera de comunicación especializado en cine o irte directamente a producir?
R: Creo que ahora en la actualidad hay muchos cursos que te van ayudar a producir. Conozco gente que es ingeniero, es contador, es abogado y anda produciendo. Si vas a ser realizador es recomendable estudiar una carrera.

P:¿Por qué?
R: Porque tienes que ver todas las cuestiones técnicas, aprender de iluminación, aprender de cámaras, aprender de lentes, dirección de actores.

P: ¿Realizador te refieres a largometrajes? Porque si alguien quiere hacer sólo un corto y festivalearlo ¿entonces?
R: Realizador en general. Aunque también lo puede hacer. Hay un cuate inclusive que a mi me tocó conocer, no hice relación con él pero estábamos casi en la misma época; son unos abogados que hicieron un documental de los emigrantes de Guatemala para México y de allí Estados Unidos. Estos muchachos hicieron una investigación, se fueron con su cámara y se subieron al tren, hicieron entrevistas y grabaron todo como si fueran mojados. El muchacho quedó seleccionado en el Festival de Sundance. A nosotros nos dijeron los maestros: enséñenle a editar porque no saben editar ellos, y un amigo mío estaba allí con ellos  diciéndoles “así se edita, así muévele, haz esto” pero ellos lo editaron, nosotros no tuvimos nada que ver, nada más explicarles como se prendía la computadora y eso.

P: ¿Te refieres sólo a como utilizar el programa de edición?
R: Así es. Ellos eran gente que no sabía ni como manejar la cámara pero aprendieron en el momento y lograron llegar al Festival de Sundance. Obviamente ya no se dedican a esto, ellos son abogados. Para alguien que ni siquiera era cineasta llegar a Sundance, imagínate.

P: Por experiencia, se que los conocimientos técnicos los puedes aprender solo, pero lo que más me llama la atención de estudiar cine es por las personas que conoces y pueden ser tus futuros colaboradores. Tú al salir de tu carrera ¿seguiste frecuentando a los que conociste allí o trabajaste con ellos?
R: Los primeros trabajos que hicimos si fueron con los compañeros de la carrera, algunos tal vez siguieron este camino, otros no, la vida es muy larga, y en el caso del cine mucha gente lo abandona.

P: ¿Por qué?
R: Porque es una carrera que necesita esfuerzo, tiene muchas altas y bajas, hay veces que te va bien y otras veces que no te va bien entonces ese sacrificio, cuando te casas y tienes hijos empieza a disminuir.

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Primera parte.

  1. Pingback: Entrevista a Eduardo Barraza, director de cine. Segunda parte. | HARD POP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s