La chica del plano subjetivo picado.

Imagínsense un guión, muy típico, tan convencional como la mayoría de nuestra vida diaria. Una chica le gusta demasiado a un chico. La cosa curiosa en la historia es que ella es mayor que el chavo (aproximadamente por unos 6 o 7 años) con un hijo y viuda.  Friamente él piensa que la posibilidades de éxito son remotas por las circuntancias que los rodean. Pero esta chava tiene un magenitsmo que atrae al chico de manera tanto inexplicable como irremediable.

Al final, los deseos de compartir su corazón son tan grandes que se anima a hacerlo. Y por consecuente, recibe el rechazo.

Chico le gusta chica, pero chica no quiere a chico. Clásico.

Pero allí no acaba todo, ya que es tanto el interés de este hombre sin nombre por esta mujer que desea seguirle platicando para ser su amigo. Pasa el tiempo y cree que ha superado el deseo por la niña (niña en el sentido de que es mujer, hombre) y que puede platicar con ella sin problemas internos.

El climax de esto es que la chica cumplía años en una ocasión y este “galán” desea regalarle algo padre. Ni tan caro para no incomodar pero algo más que una simple felicitación. Y al momento de dárselo, imaginen esto:

INT – OFICINA – DÍA

El momento en que “chico” se anima a visitar a “chica” a su cubículo, la encuentra sentada y le da el regalo que le tenía preparado. Con tono dulce y cierto grado tímido o de nerviosismo, platican y e intercambian comentarios.

CHICA

No debíste haber molestado.

Nota: En esta escena se cambia a un plano subjetivo picado por parte del chico.

CHICO

Nombre, para nada. Es tu cumple y espero te la pases genial.

Chico le toca suavemente el hombro izquierdo, ambos se sonrién, el chico con más nerviosismo que de costumbre y este sale derrumbado mentalmente hacía afuera de la oficina.

Continua

Una escena que podría considerarse de lo más normal. A excepción de esa nota del Plano Subjetivo Picado. ¿Y que es un plano subjetivo Picado? Es un plano combinado donde lo subjetivo se refiere a donde la cámara toma el punto de vista del personaje, en este caso, el chico. Plano Picado es aquel donde la cámara mira hacía abajo el objeto que desea filmar. La combinación de eso es algo así como  esto:

Esto es cosa seria, se los aseguro. Ahora, quita al gato y pon a una mujer que en el contexto es alguién que te gusta montones y que creiste haber superado pero que con el simple hecho de mirarte de esa forma (no tan tierna como el gato, pero si con mucha dulzura) casi te desplomas por ella. Efecto sonoro mental: ¡PUM! Caes abatido. Un Damn sentimental.

Y eso fue lo que me ocurrió.

Al notar todavía la misma actitud de distancia que había llevado duranto todos esos meses, duele aún más esto. Molesta mucho porque algo que creías pasado vuelve a entrar con más intensidad o que cualquier mínima señal la exageres como un mensaje cifrado (Lo del código Da Vinci o cualquier novela de Dan Brown queda corto comparado con lo que pasa en este guión). Uno se da cuenta que cuando alguién te gusta lo suficiente o sientes una tracción demasiado fuerte, a pesar del cariño que le tengas, es muy complicado ser amigos. Y eso me pasa con esta chava. Duele, porque ese plano subjetivo picado fue letal.

Y pesar de que concientemente la historia del guión no es nada del otro mundo, cuando pones como prioridad tu punto de vista (subjetividad), la empatía con el personaje de la historia es irreversible.

Así que ya saben, el uso  del los planos es una herramienta poderosísima, sobre todo cuando sabes combinarlos y balancearlos. Como la vida me sigue enseñando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s