Crítica Videoclub: Following (El Perseguidor)

Puntuación: Muy buena.

Esta cinta podría considerarse como ópera prima del ya consolidado y famosísimo director Christopher Nolan. Aunque por su duración, 71 minutos, tiene más pinta de ser un mediometraje.

Esta producción, que exhala aire independiente a más no poder y que se asemeja muchísimo a la ambientación y atmósfera de Pi de Darren Aronofsky (que curiosamente son del mismo año), trata acerca de un individuo que se contagio de la afición de seguir personas. Por el simple hecho de seguirlas, más no para hacerles daño o investigarlas. Con sus respectivas reglas y que, como se podía suponer, acaba por romperlas y pagando las consecuencias.

En la película ya se puede apreciar muchas de las consistencias que Nolan usa en sus películas, como la introducción de sus personajes por medio de monólogos o diálogos entre los protagonistas para explicarnos la historia, las tramas que parecen más de lo que se ve en un principio, el duelo de policías y ladrones o de ladrón y noble, el montaje que es pieza fundamental para la narración de la historia.

Y es justamente el montaje la pieza fundamental de esta historia. Y se ve como experimento de lo que Memento iba a resultar. En cierta forma, no separada como capítulos como las cintas de Tarantino (especialmente visto en Pulp Fiction), es un montaje más abstracto que terminará en una narrativa clásica al aclarar los cabos sueltos que se presentan por las secuencias que no están ordenadas en forma cronológica. Esto pudiera resultar difícil de seguir para un consumidor promedio de cine, pero creo que desde sus comienzos Nolan opta por contarnos una historia misteriosa e interesante y usando diferentes alternativas del lenguaje cinematográfico teniendo en cuenta que el espectador es inteligente y podrá comprender la estructura de la trama.

Podría considerarse un poco pretencioso y vanidoso al pensar que como director que el construye y entiende la historia, todos los demás también lo harán, pero es una muestra también de querer hacer cine entretenido de forma más inteligente que dejarlo todo con bandeja de plata al espectador. A pesar de los diálogos de los personajes por explicarnos casi todo.

Otra cosa que resulta sorprendente por la ya reconocida carrera de Nolan, es que creo que este trabajo es en el que mejor desarrollo de los personajes existe en los trabajos del director. Sobretodo con el protagonista, los otros dos, especialmente la rubia (interpretada por Lucy Russell) queda dentro del clásico personaje femenino del género, pero creo por el desenlace del protagonista, uno siente esa sincera empatía por lo que le sucedió.

El protagonista llamado Bill, interpretado de muy buena manera por Jeremy Theobald, empieza como un remedio a su soledad (primer nivel de identificación) a seguir a personas, pero ninguna más de una vez. Esto lo hace porque, de una forma u otra, esa persona que escoge, le fue especial en el momento en que la siguió.

Los problemas empiezan cuando este decide empezar a seguir a una chica de la cual se enamoro de su imagen (segundo nivel de identificación) y también una de las personas que le siguen lo aborda para reclamarle su persecución. Entonces se da cuenta de los hábitos de este personaje, que es entrar en casas, robar cosas personales y hospedarse en los departamentos de las personas que se entera salen de vacaciones.

Curiosamente, este ladrón tiene por nombre Cobb. Si, el mismo del personaje de DiCaprio en Inception. No se cual sea la manía de Nolan de relacionar el nombre de Cobb con un ladrón con gran carisma, pero el hecho que que allí está eso. Y si, el actor Alex Haw (que no volvió a salir en ninguna otra producción) es el que más brilla en pantalla, ya sea por su elegante acento ingles, lo bien que abordo el personaje o la seguridad que plasma del mismo como hurtador de objetos y casas. Fue muy fácil sentirme atrapado por su carisma y como bohemio vivía su vida y así se que del mismo modo el protagonista sin nombre quedó enganchado con su personalidad.

Bueno, en la plática hay uno de esos momentos mágicos que suceden de vez en cuando y uno no puede evitar la identificación con lo que dice, en este caso, de las palabras que Nolan puso a sus personajes en el guión. Y es que Bill, como “aspirante a escritor” que es, también sigue a las personas para conocer su hábitos y así poder aplicarlos a los personajes. Y que, Cobb lo que más la atrae de la sensación de robar, es conocer las pertenencias los objetos personales de los residentes para saber como son. Bueno aprendices de guionistas, esto es lo que debemos hacer para crear buenos personajes. Fijémonos en los libros que leen, en las canciones que escuchan y películas que ven. E interesémonos en las personas. Así podremos agarrar un pedazo de vida de ellos para que nuestros guiones e historias sean más reales. Y creo que el director británico dio en el clavo en plasmar esa necesidad que como escritores jóvenes y novatos, y que en ese momento Nolan lo era, tenemos y describirlo de esa forma.

Ahora, uno de los puntos flacos de la trama, es que cuando el protagonista ya se ve metido en la trampa, la rubia, que este empieza a seguir por obsesionarse, le dice que el mismo Cobb se dio cuenta que lo seguía varios días atrás. Pero por el montaje y el monólogo del protagonista uno interpreta que a la primera persona que el siguió varias veces, fue esa misma rubia. Lagunas del guión que el mismo Nolan escribió.

Esas y otras más, como hasta la triple identidad que el Cobb personifica a lo largo de la historia y que se nota muy ambigua, son fallos que no afectan tanto  a la trama por lo perfecto de la estructuración del montaje y su ritmo que nos envuelve al contarnos la historia.

Un grandísimo debut de unos de los directores ya consolidados y más prestigiosos del momento. Mientras siga siendo fiel a sus ideas como las que empezó a mostrar desde Following, tenemos Nolan para buen rato.

Veredicto: Creo que amo un poquito más a Nolan después de ver esta película. Para mí, la mejor de su filmografía en cuanto a ideas originales se refieren. Un must para todos aquellos que desean entender mejor de la filmografía del mejor director británico de la actualidad.

Anuncios

Un comentario en “Crítica Videoclub: Following (El Perseguidor)

  1. no se te ha ocurrido pensar que el nombre de COBB lo ha querido reciclar en Inception? en honor a una de sus primeras obras…
    No creo que sea una manía con nominar a ladrones protas de igual manera xDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s