Actor de reparto: Desde Pesci, pasando por el Joker hasta el seguro ganador de este año ¿que representan?


Acercándonos al 7 de marzo para la próxima ceremonia de los premios Oscar, acontecimiento de más popularidad que artístico, hay un apartado o categoría donde ya se canta por seguro quien es el ganador: Actor de reparto.

Excluyendo la polarizada Mejor Film Animado, donde hay mucho y mejor competencia y calidad que la clara favorita, en el Mejor Actor de Reparto, parece ser que este año, como ningún otro, Christoph Waltz se llevará el eunuco dorado a su casa. Desde el festival de Cannes hasta estos días, premiación donde el señor Waltz hace presencia (el último, ayer, en los BAFTA), premiación que se lleva galardón.

Pero ¿Qué es acaso un actor de reparto o de papel secundario? A mi entender es aquel que con su participación, ayuda o resalta el papel del actor o personaje principal o que lleva el hilo de la historia y/o sirve de antagonista de nuestro héroe. Esto es, en resumidas cuentas, el actor de reparto es aquel que intensifica o crea o produce el conflicto de la trama para así sentir más empatía con el héroe o principal y poder lograr el objetivo de la historia.

Dentro de actores de reparto realmente memorables a lo largo de la historia del cine se encuentran Joe Pesci por Goodfellas, Robert de Niro por The Godfather: Part II, Tim Robbins por Mystic River, Benicio del Toro por Traffic y el que para mi es no sólo el mejor “Actor de Reparto”, sino una de las mejores actuaciones del cine, Heath Ledger por The Joker en The Dark Knight.

Si observamos con un poquito de atención, nos damos cuenta que esta categoría cuenta con ganadores que han sobresalido gracias al perfil loco o extrovertido. El caso de Ledger es obvio, pero como el de Robbins como un adulto represivo abusado en su infancia, Joe Pesci como un psicótico mafioso, incluyendo también a Javier Bardem como un asesino sin escrúpulos, gran parte de esta categoría esta poblada por gente que bien pudo haber vivido en un manicomio por un tiempo. Pocos caso de ganadores en esta categoría sobresalen por su sobriedad. Podemos nombrar a De Niro pero creo que George Clooney en su trabajo por Syriana es el último personaje “normal” que ganó por un papel de rol secundario.

A lo que voy, ¿acaso es necesario hacer presencia como psicótico, maniático, pervertido para sobresalir o resultar ganador en esta categoría? ¿Esto hace su papel más o menos demandante? Sobre actuar y erigirse como un loco no puede resultar tan difícil ¿o si?

Al final de cuentas, la tradición continúa. Veo muchas semejanzas entre el Coronel Landa y el Joker de Ledger, así como el Tommy DeVitto de Pesci. Merecidos totalmente claro, o porque tal vez, para dar a entender o dar énfasis al conflicto de nuestro héroe, el antagonista debe de representar lo contrario a la cordura, la falta de ética, civismo o sentido común.

Para bien o para mal, esto es la regla a seguir dentro de los estatutos del cine americano y muy adoptado por el conciente colectivo de nuestra sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s