Crítica Cartelera: The Wolfman (El Hombre Lobo)

Puntuación: Mala – Regular

El Hombre Lobo ha perdido su elegancia o magnificencia.

Nunca he sido partidario de las películas de terror pero entre este género, su Trinidad (Drácula, Frankenstein, El Hombre Lobo) siempre ha sido objeto de culto por parte del séptimo arte más que cualquier otro, aunque haya nacido primeramente en la literatura.

Casi 70 años después y desde que en los 90’s se iniciaran esta clase de remakes de los clásicos personajes del estudio Universal, tenemos una nueva adaptación del Original Hombre Lobo de 1941. The Wolfman ha sido adaptado a lo largo de los años con muchas versiones libres que han pasado la prueba del tiempo para, lamentablemente convertirse, en un vehículo más del entretenimiento sin fondo con una capa de “reflexión espiritual”.

La cinta durante casi toda su producción estuvo rodeada de frecuentes rumores acerca del mal manejo o los desacuerdos entre los ejecutivos, los productores o el director (que primeramente fue Mark Romanek para luego ser sustituido por Joe Johnston) y que se hace notar con mucha evidencia en el metraje final. Una pieza que intentaron coserla (como otro monstruo de la Universal, el de Frankenstein) y unir todas sus partes de la forma más coherente posible pero que el resultado final es un montaje con un ritmo muy desordenado y contado de manera alocada y sin sentido u hondura. Ni siquiera el maestro Walter Murch pudo salvar el barco de su hundimiento fatal y a pesar de notarse el enorme esfuerzo de este y los demás montajistas, el metraje que llega a las pantallas evidencia el total descontrol que estuvo durante el tiempo del rodaje.

Y ni que decir del casting donde Anthony Hopkins, Benicio del Toro, la hermosísima Emily Blunt o incluso Hugo Weaving se salvan de la quema, no tanto por sus interpretaciones que puedan considerarse malas, sino por la pésima creación y desarrollo de sus personajes a cargo del guión de Andrew Kevin Walker y David Self. Lo raro del asunto es que Kevin Keller es autor absoluto de aquella Obra Maestra del ya lejano 1995 titulada Se7en y que el señor Self tiene su firma en la creación de la maravilla del género Gangster titulada Road to Perdition. Así que existen dos opciones: a) Que han perdido talento a lo largo de los años o que b) hayan sido presionados por los estudios para crear una obra ajena a sus intereses y hayan hecho esto a favor del dinero. Me inclino más por la opción b.

Porque al final, esta historia es una mezcolanza entre el poder del mal ejerciendo sobre un hombre bueno, una producto comercial “clásico” del siglo XXI pero mal conjugado, mal unido. Utilizando la voz en off no para enfatizar o dar claves de su historia, sino para explicarnos algo que con 100 minutos de cinta no pudieron hacer.

Benicio del Toro, el actor principal y que protagoniza al Hombre Lobo, funge funciones también como productor. El mismo, junto con sus compañeros productores, fueron los responsables de ofrecerla la idea a la Universal de este remake. Con esto yo veo una sensación muy clara de Del Toro de inmortalizarse en el celuloide dentro del conciente popular de la gente. No importa que ya haya ganado un Oscar como Mejor actor de reparto en Traffic (donde también salió galardonado en Berlín por la misma película hace 10 años) o haber obtenido  la Palma a Mejor Actor en Cannes por Che sino que, como los casos de Robert Downey Jr con Iron Man o Christian Bale con Batman, Del Toro deseaba quedarse grabado dentro de la pop culture y así ser inmortalizado por la gente, ya habiendo sido por el arte y usando el Hombre Lobo como vehículo para lograr este propósito.

Lamentablemente esto conllevó a un fracaso financiero (30 millones de dólares en su 1° fin de semana siendo 150 millones su presupuesto oficial, sin contar marketing) por el tratamiento tan comercial y deseando agradar los gustos del público actual, o mejor dicho, lo que ellos creen que es el gusto actual, y convertir a la figura mítica del Licántropo por excelencia en un monstruo sin profundidad en el que sus creadores estuvieron más preocupados por tener una transformación realmente llamativa y explícita y que sus peleas fueran espectaculares. Algo que sin el desarrollo del personaje, los momentos de climax se notan vacíos.

Lo que no tengo queja alguna (o casi) es su diseño de producción, muy bien cuidado por Rick Heinrichs así como el vestuario. Ni de los efectos visuales, lo más rescatable de la cinta (aunque con algunos defectos hacía el final) pero cuando eso es su mayor virtud, creo el film no se puede defender ni por si solo ni por nadie más.

Más que escupir pestilencias contra la cinta, envuelvo y resumo mi opinión de esta obra con una palabra: Decepción. Por los creadores y autores involucrados. Por los artistas y actores que estaban envueltos. Por el peso del personaje que ya había alcanzado a través de los años, por los excelentes trailers que nos mostraban que podían haber algo grandioso en esta obra. Pero todo quedóo en polvo porque a pesar de todos los talentos unidos en pos de un ícono popular, no pudieron formarse como equipo para sacar a la luz un película del mismo nivel de calidad que sus implicados. Tal como el caso de “Los Galácticos” del Real Madrid.

Veredicto: Intento de combinar terror, acción y cine comercial con una historia profunda con un personaje como El Hombre Lobo en medio. Ni una ni otra, aburrida y con una total ausencia de coherencia y ritmo en su mayor parte, ni siquiera da sustos dignos de su género.

P.S. Muy interesante artículo (en ingles) donde el director Joe Johnston explica como la indecición entre los productores y los ejecutivos terminaron por matar la película. Muy recomendable.

Lo que mas valió la pena ver...Emily claro

Anuncios

Un comentario en “Crítica Cartelera: The Wolfman (El Hombre Lobo)

  1. Completamente de acuerdo contigo. De hecho ni siquiera puedes decir cuál crees que es el problema con ella, pues simplemente esta difusa; refleja una serie de elementos que intentaron tener relación y no lo lograron.

    Sin embargo, siempre es un placer a Anthony Hopkins, aunque su participación da la sensación de un zapato talla 9 en un pie pequeño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s