67° Globos de Oro: Como la taquilla decidió por ellos

El que más lo merecía

Hay días en que no esperas que sucedan las cosas como pasaron, pero el domingo 17 de enero por la gala de los 67° Globos de Oro fue uno de esos.

Y digo que no esperas porque fue una sorpresa tal que la reacción del ganador de la entrega fue de total shock. Como ya muchos saben (para los que no, pueden ver la lista de ganadores aquí), AVATAR fue la triunfadora de la noche al conseguir los cetros de Mejor Película y Mejor Director, otras razones más para aumentar el ego del talentoso James Cameron.

Pero a pesar de todo el talento que tiene este director, no es di ni cerca la mejor película del año y ni siquiera la de su carrera. AVATAR es una buena película, con un guión sólido y una técnica narrativa bien consolidada por la mejora de su técnica a lo largo de los años además de un amplio conocimiento de recursos técnicos que hacen de esta cinta una experiencia diferente respecto a su visualización para verla en la tecnología del 3D, que exponencialmente se va explotando.

Pero de eso a ser una mejor película que The Hurt Locker hay mucho pero mucho trecho. Confieso que no he visto la última cinta de Kathryn Bigelow pero por su recorrido ganador a lo largo de las premiaciones de críticos (Ganó en la sociedad de críticos de L.A., NY y la Nacional, 12 años después de que otra cinta lo haya hecho) y de lo visto por el trailer y por el boca en boca, además de ya haber visionado AVATAR, se me hace incomprensible la decisión de la Prensa Extranjera acerca de la mejor película del 2009.

Admiro muchísimo al señor Cameron, Terminator, Aliens y T2: El Juicio Final la

Dexter con su recocimiento. Su gorrito es por la calvicie producida por al quimioterapia. ¡Éxito!

considero obras maestras del género donde entretenimiento y un control narrativo total y bien dirigido pueden ir de la mano, pero no considero a AVATAR el mejor filme del 2009.

Pero lo de la última cinta del director de Titanic no es nada comparado bajo mi prisma por que el ganador de Mejor Película de Comedia o Musical haya recaído sobre The Hangover. Eso si es un verdadero What the Fuck?. Esa cinta no es nada más que una combinación de sketches re-usados y poco cómicos por su explotación con demasiado abuso del ridículo de los personajes y las malas palabras para despertar el morbo, excitación y mala caña del público. Algo que reitero, no logra conseguir. De la terna, 10 minutos de 500 Days of Summer era infinitamente superior a lo conseguido en las dos horas de The Hangover, fotos insólitas que aparecen en los créditos incluidas.

Ni siquiera la designación de Sandra Bullock o Robert Downey Jr pueden parecer sorpresivos comparados con lo de ‘The Hangover’. Una verdadera lástima este tipo de designaciones donde parece que no se trata la cinta que haya tenido más calidad sino la que más dinero haya recaudado a lo largo de su distribución.

Supongo que el torpe jurado de los Globos de Oro pensó, “Oh, como ganó más dinero, más público lo vio, y por lo tanto, como a más gente le agradó, es mejor película que las demás”. Mismo concepto aplicado con AVATAR supongo. Decepcionante.

Los únicos merecidos (cinematográficamente hablando porque de TV americana no he visto mucho, aunque lo de Glee es muy discutible, pero el reconocimiento a Michael C. Hall se me hizo muy emotivo) fueron Christoph Waltz por Bastardos sin gloria (Nota mental: Yo si vi Bastardos sin Glora y es muy superior a lo hecho por Cameron este año, no hay excusa, fue un robo), Jeff Bridges por Crazy Heart que se lo merecía desde el papel de The Dude en The Big Lebowski, todo un personaje de culto y la cinta a Mejor Película Extranjera que se llevó el impecable Michael Haneke con su Cinta Blanca.

En fin, la “buena noticia” es que los Oscars generalmente le llevan la contrario a estos endebles Globos de Oro por lo que una apuesta de AVATAR para conseguir allí también a mejor película no se me hace segura.

Afortunadamente.

Espero algún día los veamos trabajar a los tres en una película

P.S. La parte en que se condecoran a Martin Scorsese con el cetro Cecil B. DeMille fue memorable. Fantástico en realidad, se nota que Martin no sólo es un gran cineasta, sino un cinéfilo de hueso colorado conocedor y de un dominio abrumador de las más íntimas entrañas de la industria hollywoodense y cinematográfica. El premio seguro pero más merecido de la noche. ¡En hora buena por ti Martin!



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s